lunes, 31 de enero de 2011

Guadalupe Victoria: Fundador de la Patria




A ver, niños, ¿estudiaron? Muy bien, a ver quién me dice, ¿quién fue el primer presidente de México? ¡Guadalupe Victoria! ¡Muy bien! A ver, ahora les pondré una más difícil: ¿quién es ese señor, de dónde salió y por qué fue nuestro primer presidente? Ah, no está tan fácil, ¿verdad?

Cuando estudiamos la primara, por lo menos los que rondan mi edad, y abordamos el tema de la Independencia, nos cuentan de cómo Hidalgo inició el movimiento, Morelos lo continuó y Guerrero lo consumó ¡y todos fuimos felices!

Tiempo después, cuando estudiamos bien la historia de la Independencia (en lo personal yo no supe bien el asunto hasta que estuve en la universidad) nos enteramos de muchos detallitos: por ejemplo, que el objetivo inicial del movimiento no fue Independencia, sino autonomía; que la Independencia se consumó finalmente porque un montón de gachupines y criollos riquillos no querían que se aplicaran en la Nueva España las leyes liberales que se habían implantado en la Península, y, finalmente, que el primer gobernante del México independiente fue un militar realista muy gandalla, que había combatido a los insurgentes y que pa' colmo se coronó Emperador: Agustín de Iturbide (que los derechosos ahora quieren convertir en el verdadero "Padre de la Patria", hágame usted el bendito favor).

Entonces todo suena muy mal: el proyecto de nación que tenían Morelos y sus seguidores había sido traicionado (adiós gobierno electo democráticamente, libertad de expresión y división de poderes; el nuevo "padre de la patria" no quiere a ninguno de ustedes en la nueva nación libre e independiente, humana y generosa, a la que entregamos nuestra existencia...). Los verdaderos héroes del movimiento, que luchaban por la creación de una sociedad más justa, habían sido eliminados, y nuestro país había nacido como una monarquía bastante culera y además incompetente. Es como si la Guerra de Independencia no hubiera servido para nada.

Y es por ello que hoy quiero presentarles a don José Miguel Ramón Adaucto Fernández y Félix, mejor conocido con el masculinísimo nombre de Guadalupe Victoria. De él sólo sabemos, como por pregunta de Maratón (o sea, de esas preguntas de las que sólo tienes que saber el dato para no pasar como ignorante, pero sin necesidad de conocer el trasfondo), que fue el primer presidente de México, pero por lo general no se nos dice nada de él. O sea, el iniciador y consumador de la Independencia de Estados Unidos fue George Washington, que además fue su primer presidente. El iniciador de nuestra Independencia fue Miguel Hidalgo, el consumador fue Vicente Guerrero y el primer presidente fue Guadalupe Victoria. WTF? ¿Qué está pasando? ¿Quién es ese señor?

La Independencia según Televisa


Pues resulta que don Lupe es una figura importantísima para entender por qué la Guerra de Independencia sí valió la pena, y conocer que, a pesar del cinismo y derrotismo que nos caracteriza, en nuestra historia sí hubo héroes.

José Miguel etc, etc, nació en 1786 en Tamazula, en el hoy estado de Durango, y quedó huérfano a muy temprana edad, por lo que fue criado por su tío, un cura. Estudió en el Seminario de Durango, pero eso del sacerdocio no le latió mucho, y como en esa época los hombres con mentes ambiciosas sólo podían ser curas o leguleyos, se fue al Colegio de San Ildefonso, de donde se graduó como Bachiller en Leyes en 1811, justo cuando la cosa estaba que ardía en el virreinato.

Movido por sus ideas liberales, se unió a las fuerzas insurgentes de Hermenegildo Galeana y luchó bajo las órdenes del mismísimo José María Morelos y Pavón. Entre febrero y mayo de 1812 resistió junto con las tropas insurgentes en el famoso Sitio de Cuautla, en el que la genialidad de Morelos y la valentía de sus hombres les permitieron romper el sitio en el que los tenían las fuerzas realistas, y escapar para reorganizarse.

En noviembre de 1812 participó en la famosa Toma de Oaxaca, una de las más espectaculares victorias de la insurgencia. Guadalupe Victoria tomó una fortificación llamada Juego de Pelota, que estaba rodeada por un profundo y ancho foso que los soldados rebeldes no se atrevían a cruzar. Entonces GV arrojó su espada del otro lado del foso y gritó: "¡Va mi espada en prenda, voy por ella!" y que se lanzó al agua, cruzó el foso a nado, cortó la soga del puente levadizo ¡y entraron los insurgentes al fortín! Palabra que así fue.

Contentísimo por esta Victoria, y porque era fans de la Virgen de Guadalupe, José Miguel decide cambiarse el nombre al que le conoció la posteridad. Morelos estaba tan contento por esta hazaña, que lo nombró General Brigadier y lo mandó a Veracruz. Allí, GV tomó el Puente del Rey, una posición estratégica que unía Xalapa con el Puerto de Veracruz, y donde se dedicó alegremente a asaltar convoyes que transportaban armas y fondos que llegaban desde España.

Luego vino el derrumbe: Morelos fue capturado y fusilado, y las tropas de Guadalupe Victoria fueron derrotadas en 1815. Entonces se trasladó a Nautal y siguió teniendo control sobre la zona de Veracruz hasta 1816, en que fue obligado una vez más a retirarse, esta vez Naolinco (todas locaciones en el actual estado de Veracruz). Por cierto, también en 1816 se enteró de que un convoy transportaba a la persona del nuevo virrey Juan Ruiz de Apodaca; GV atacó el convoy y estuvo a así tantito de capturar al virrey, que escapó por un pelo.

Con Apodaca en el gobierno, la ofensiva realista se intensificó, y para 1817 Guadalupe Victoria había perdido todo el territorio que alguna vez tuviera bajo su mando. El nuevo virrey ofreció un indulto a los insurgentes, que muchos aceptaron. Abandonado por sus hombres y acosado por las fuerzas de Su Majestad, se internó en la selva. Allí anduvo, escondido por más de tres años, cazando, pescando, recolectando lo que pudiera y haciendo la guerrilla él solito, y se convirtió en leyenda entre los aldeanos de Veracruz, que murmuraban sobre el extraño montaraz que a veces aparecía en los poblados. Por cierto, si no lo había mencionado, Guadalupe Victoria padecía epilepsia, condición que se agravó por andar a salto de mata durante tanto tiempo (por si no le parecía lo suficientemente badass).

A finales de 1820, GV reapareció en el pueblo de Soledad y era tanto el prestigio que tenía, que en seguida una guarnición se unió a él para continuar la lucha. En 1821 se unió al Plan de Iguala que habían proclamado Vicente Guerrero y Agustín de Iturbide. Para entonces, GV había logrado levantar a todo Veracruz en armas. El 27 de septiembre de 1821, México alcanzó la Independencia, y el resto es historia...

¿O no es así? Después de unos meses de Regencia, en 1822 Agustín de Iturbide fue proclamado Emperador de México por sus seguidores. Los independentistas de verdad, Vicente Guerrero, Nicolás Bravo, Andrés Quintana Roo y el mismo Guadalupe Victoria se quedaron de WTF? No era eso por lo que habían luchado. Guadalupe Victoria había combatido para hacer realidad el sueño de Morelos. Cuando se unió al Plan de Iguala había insistido en que la nueva nación debía ser una República. La sangre de Hidalgo, Allende, Morelos, Matamoros, Galeana y muchos otros mártires de la causa había sido traicionada por un oportunista que gobernaría sólo para la élite.


Entrada del Ejército Trigarante a la Ciudad de México

Así que los independentistas empezaron a reunirse en el punto favorito para cualquiera que quiere iniciar una revolución: la casa de doña Josefa Ortiz de Domínguez. La conspiración fue descubierta (para variar) y sus participantes encarcelados. Todos fueron liberados al poco tiempo, excepto Guadalupe Victoria, quizá porque Iturbide lo consideraba especialmente peligroso. Pero GV escapó de la cárcel y estuvo escondido durante un tiempo hasta que a finales de 1822 estalló la Revolución de Casa Mata contra el Emperador Agustín I. Guadalupe Victoria se unió a la revuelta.

Aquí entra en escena otro oportunista: Antonio López de Santa Anna, general realista que había luchado contra la insurgencia y que se había sumado al Plan de Iguala porque le vio mucha ventaja. Santa Anna se unió a Guadalupe Victoria, a quien ya conocía de tiempos de la Guerra de Independencia (o sea, fue su enemigo), y se aprovechó de su popularidad y prestigio para alborotar a la gente. Cuando Santa Anna y Victoria sufrieron una derrota a manos de las fuerzas imperiales, el primero quería salir huyendo a los Estados Unidos (no fuera a perder una pierna, o algo así). GV le dijo: "…Vaya usted a Veracruz y mantenga su posición y cuando le presenten la cabeza de Victoria, hágase a la mar... es un honor para usted estar a mi lado para defender la causa de la libertad." Santa Anna se quedó de a seis y no tuvo más opción que obedecerlo, mientras Guadalupe Victoria se rearmaba y continuaba la lucha.

En 1823 Iturbide fue finalmente derrocado y tuvo que huir a Europa. Poco después intentaría volver, pero sería descubierto y fusilado. Los independentistas formaron un gobierno provisional conformado por Pedro Negrete (de quien no sé nada, pero a juzgar por su nombre, debió haber sido el charro más chingón de la historia), Nicolás Bravo y Guadalupe Victoria, quienes reorganizaron al país y convocaron a elecciones. El 2 de octubre (no se olvida) de 1824, electo por mayoría de votos, Guadalupe Victoria se convirtió en el primer presidente de México, cargo que asumiría el día 10. El 4 de octubre se proclamó la Constitución de 1824. La lucha había llegado a su fin.

Agustín I

Así pues, no es el 27 de septiembre de 1821 el día en que debería celebrarse la consumación de la Independencia, sino el 4 de octubre de 1824. En 1821 el esfuerzo de los héroes de la Independencia parecía no haber tenido caso. Es con la presidencia de Guadalupe Victoria y la Constitución que se reivindica la lucha iniciada por Hidalgo y Allende y se consuma el proyecto de nación de Morelos: México era una nación independiente, una república democrática y federal, con un gobierno basado en la soberanía popular y división de poderes, tal como lo había soñado Morelos en sus Sentimientos de la Nación (ah sí, era católica también... ¡detalles!).

Y eso no es todo. Como presidente, Guadalupe Victoria expulsó a los españoles de San Juan de Ulúa, creó la Marina Armada de México y el Colegio Militar, hizo efectiva la abolición de la esclavitud decretada por Hidalgo tantos años antes, logró que Estados Unidos y el Reino Unido reconocieran la Independencia de México y se enfrentó con éxito a varias rebeliones internas. Aún más, la primera revuelta de Texas se dio bajo su gobierno y él la supo reprimir. Apoyó el plan de Simón Bolívar para crear una sola nación hispanoamericana y envió ayuda financiera al Libertador de América. Y por si fuera poco, fue el único presidente en más de 30 años que logró concluir su periodo: todos los demás serían derrocados, asesinados, renunciados y demás.

En 1829, al entregarle la presidencia a Vicente Guerrero (nuestro primer presidente afrodescendiente, 180 años antes que Obama), Guadalupe Victoria le dijo: "...Ratifico la promesa de retirarme de todos los negocios públicos como ex presidente, pero si el país estuviera en peligro y fuera necesario dejar todo para salvarlo, usted sabe que no dudaré en sacrificarme..." Años después, protestó enérgicamente cuando se transformó el federalismo al centralismo, y entonces, célebremente, exclamó "¡Federación o muerte!" (¿les suena?). Su última acción pública fue como mediador en la Guerra de los Pasteles, en 1839 evitando con sus acciones diplomáticas que México entero fuera invadido por las tropas francesas.

Guadalupe Victoria murió en 1843 a causa de una complicación de sus ataques epilépticos.

A veces los mexicanos nos sentimos embargados por sentimientos cínicos y derrotistas, y tendemos a pensar que cada acción de la historia nacional está cubierta de oprobio, y es una muestra de la mezquindad e incompetencia de la raza mexicana. Cuando estudiamos procesos como la Independencia o la Revolución, al ver que tras estas luchas no se logró la nación soñada por los que las protagonizaron, nos desalentamos y tendemos a pensar que no sirvieron para nada (yo mismo me he expresado de esta manera).

Pero la verdad es que México ha tenido una historia difícil. A diferencia de otros países, en México no se ha iniciado una etapa de "ahora ya todo está bien" después de una revolución. Cada victoria conseguida en nombre de constituir una sociedad más justa ha costado mucha sangre. Los pequeños pasos de nuestro país hacia esa sociedad mejor se han dado, con mucho dolor, pero se han dado. No es la nuestra una historia en la que podamos decir "Ya estuvo, ahora vendrán tiempos mejores". No. La historia de México es una lucha constante. Por obtener independencia, por una república federal, por un estado laico, por una sociedad igualitaria, por justicia social... Y ahí han estado mexicanos y mexicanas (uff, ¿yo dije eso?) para ayudar a este país a dar esos pequeños y difíciles pasos. Guadalupe Victoria fue uno de ellos.




Y la lucha continúa...

viernes, 28 de enero de 2011

Gil Elvgren y las chicas Pin-up


Pues resulta (es un vicio de escritura empezar un texto así, pero qué diablos) que la entrada más popular de este blog es Animalitos con Bubis, seguido de cerca por Nenas Ochenteras: Pitufina. Ya lo rezaba el viejo adagio, y Freud lo confirmara: "Las tetas venden". Y como soy una puta sin autoestima en búsqueda constante de aprobación me gusta darle al público lo que quiere y me interesa atraer a más lectores para el siempre rico intercambio de ideas, el día de hoy les tengo nenorras.

No obstante, también quiero compartir con ustedes algo de más profundidad que conejitas cachondas o caricaturas ochenteras topless. Quiero que disfruten conmigo del maravilloso arte del pin-up. Se le llamaba pin-ups a imágenes de chicas en poca ropa y poses sexis que aparecían en ciertas revistas para caballeros, y que podían ser arancadas o recortadas para que el lector las llevara a donde quisiera, o más comúnmente, las clavara con un alfiler a la pared, a la puerta de su ropero y así por el estilo: de ahí el nombre. Ya saben, la típica imagen de una señorita rolliza que un joven soldado raso a punto de desembarcar en Normandía atesora junto a su catre.

Pues bien, aparte de las fotografías de chicas posando, había ilustraciones de chicas posando. Éste era un medio como muchas posibilidades que se desarrolló hasta alcanzar una alta calidad artística. Entre los artistas del pin-up más destacados está Gil Elvgren (1914-1980) que estudió en la American Academy of Art y dibujó para Playboy.

Elvgren capturó un ideal de belleza, sensualidad, voluptuosidad y, a veces, inocencia femenina, que ha trascendido su tiempo y su cultura. Sus imágenes pueden ser admiradas tanto por jovencitos hormonales, como por quien disfruta del talento artístico y hasta por mujeres (quiero leer sus comentarios, chicas). Las ilustraciones hablan por sí mismas, así que creo que hay poco qué añadir.

Una cosa más: quizá algunos sientan que las imágenes tienen una ideología implícita un poco sexista. No me atrevería a negarlo, creo que es una posibilidad. Pero de serlo, sería sólo de acuerdo a la mentalidad de la época que le dio origen. Tal vez se pueda hablar de una cosificación de la mujer; por el contrario, yo veo un homenaje a su belleza, pero bien se podría debatir al respecto.

Ahora, sin más choro, señoras y señores: las chicas de Gil Elvgren:
































miércoles, 19 de enero de 2011

Y sin embargo, evolucionan...



En vista de la polémica desatada por la entrada anterior, en la que algunos de mis amables lectores han expresado que ellos no están convencidos por la teoría de la evolución, me he decidido a invitarlos a hacer la siguiente reflexión desde el punto de vista de la historia de la ciencia y la filosofía de la ciencia. No va a ser breve, así que atásquense, que hay lodo:


Y sin embargo, se mueve...


La Tierra gira alrededor del Sol. Esto es una certeza, ¿no? Sería ridículo quien afirmara lo contrario o que siquiera lo pusiese en duda. Cualquier estudiante de nivel básico lo sabe, ¿no es así? Hasta las personas cuyas actividades están más lejanas de la ciencia, y que no se interesan mucho por aprender más que lo les sirve para la vida cotidiana aceptarán que la Tierra gira alrededor del Sol.



Sin embargo, ¿cómo podemos estar seguros de ello? Es decir, NADIE ha salido de la Tierra y viajado hasta los confines de nuestro sistema solar para comprobar que efectivamente nuestro planeta gira alededor del Sol. Las imágenes del sistema solar que estamos acostumbrados a ver desde los libros de texto en la primaria hasta las más sofisticadas películas de ciencia-ficción, no son fotografías, sino modelos (dibujitos, los llamaría John Pendleton). Más aún, que la Tierra giraba alrededor del Sol era ya una certeza desde mucho antes de que construyéramos las primeras naves espaciales. ¿Cómo es eso posible o siquiera razonable?

Después de todo, nosotros sólo vemos al Sol salir por el Este y Ocultarse en el Oeste, y por las noches vemos la Luna y un montón de puntitos brillantes que la gran mayoría de nosotros no podríamos identificar. Desde nuestro punto de vista, la Tierra parece estar inmóvil y rodeada por el Sol, La Luna y las estrellas. Entonces, ¿por qué tomamos la idea de que la Tierra gira alrededor del Sol como una certeza?

Quizá los ciudadanos comunes, personas de a pie, legos en ciencia y demás, decidimos confiar en un conocimiento que ya se ha dado por sentado desde hace mucho tiempo. Sin embargo, aunque esto es ciertamente prudente, no parece muy razonable, toda vez que supuestos erróneos han sido tomados como hechos incontrovertibles durante muchos años en tiempos pasados. Por otro lado, para seguir en nuestro avance del conocimiento, debemos dar por sentados otros conocimientos que se dieron en el pasado. ¿Qué sería de las matemáticas si cada generación de científicos tuviese que comprobar el valor de Pi (que data desde la antigua Grecia)? ¿Qué sería de la física si cada científico tuviera que tomarse la molestia de definir lo que es la inercia (concepto que data de 1687)?

Aún así no parece muy científico confiar en algo sólo porque está establecido desde hace mucho tiempo, ¿verdad? Es decir, el hecho de que el modelo de una Tierra girando alrededor del Sol date de 1543 quizá no sea una razón válida para aceptarlo sin cuestionar. Pero podemos ver que los científicos de ahora, ya sean físicos, astrónomos o cosmólogos, lo aceptan como una certeza incuestionable. Y podemos confiar en que ellos, que dedican su vida al estudio de estos asuntos, que basan todo su trabajo en este principio y que saben MUCHO más que nosotros, tendrán buenas razones para estar seguros de que la Tierra gira alrededor del Sol.

Y sin embargo, la lógica y la razón nos dicen que no debemos aceptar un argumento sólo porque éste venga de una autoridad. Así pues, tendremos que comprobarlo por nosotros mismos. Tenemos que comprender cómo es que sabemos lo que sabemos. Pero ello requiere un esfuerzo mayor: habría que leer un libro o tomar un curso de astronomía, cuando menos. No voy a exponer aquí las razones de porqué es una certeza que la Tierra gira alrededor del Sol, porque no me daría el espacio. Les recomiendo leer, aunque sea, El Universo de Isaac Asimov, que expone cómo es el universo y cómo es que sabemos lo que sabemos acerca de él.

Bástenos por ahora con saber que Copérnico (1473-1543) no se sacó el modelo heliocéntrico de la manga, ni como resultado de una esquizofrenia. Tampoco se salió hasta Alfa Centauri para ver que en efecto la Tierra gira alrededor del Sol. Dedicó toda su vida al estudio, el cálculo y la observación y concluyó, después de mucho pensar, que el modelo helicoéntrico era el que explicaba todos los fenómenos observables: el movimiento de los planetas, el de las estrellas fijas, etc. Posteriormente, Kepler (1571-1630) expandió el modelo y Galileo (1564 -1642) hizo observaciones que lo apoyaban.



En los siglos posteriores, los cálculos y observaciones confirmaron el modelo helicéntrico, lo expandieron y le hicieron algunas correcciones (como que las órbitas de los planetas no son redondas sino elípticas y que el Sol no está en el centro de la elipsis, sino en uno de los focos, por ejemplo), pero sin poner en duda su certeza y de nuevo lo hicieron basándose en cálculos y observaciones. El modelo en el que la Tierra gira alrededor del Sol fue aceptado no porque fuera dogma de fe, ni porque les "latiera" a los científicos, ni porque finalmente alguien haya salido del sistema solar a ver cómo funcionaba la cosa, sino porque la totalidad de los fenómenos observados, el cáculo matemático y el razonamiento lógico lo confirmaban. Es decir, sabemos que la Tierra gira alrededor del Sol, porque TODO CUADRA.


Evolution No. 9
Si el que la Tierra gire alrededor del Sol es un hecho incontrovertible para la mayoría de las personas, ¿por qué el asunto de la evolución causa tantos problemas? Es cierto que nadie ha visto una especie transformarse en otra, pero tampoco nadie ha visto a la Tierra girando alrededor del Sol. Se dice que la evolución es sólo una "teoría". Pero aunque en lenguaje cotidiano "teoría" significa "suposición probable", en ciencias tiene una acepción totalmente distinta. Wikipedia dice:

Una teoría científica es un conjunto de conceptos, incluyendo abstracciones de fenómenos observables y propiedades cuantificables, junto con reglas (leyes científicas) que expresan las relaciones entre las observaciones de dichos conceptos. Una teoría científica se construye para ajustarse a los datos empíricos disponibles sobre dichas observaciones, y se propone como un principio o conjunto de principios para explicar una clase de fenómenos.

Pero mejor dejemos a Sir David explicarlo con un lenguaje más llano:

Cuando hablamos de una "teoría" dentro del lenguaje científico, hablamos de la mejor explicación para un fenomeno, la cual puede probarse con experimentos, o mediante la revisión rigurosa de las premisas en las que se sostiene.

O sea, la evolución no es una "suposición", es un hecho científico, una certeza comprobada, tan incontrovertible como lo es el hecho de que la Tierra gira alrededor del Sol. ¿Cómo podemos estar seguros de esto? Bueno, tenemos en primer lugar que ha sido considerada una certeza casi desde que Darwin la expuso hace 150 años. Pero eso podría no bastarnos. Entonces también tenemos que todos los científicos de disciplinas que tienen que ver con evolución, la toman como una certeza. Zoólogos, paleontólogos, antropólogos, botánicos, ecólogos, genetistas y hasta geólogos, gente que se pasa la vida estudiando estos asuntos ,que basan todo su trabajo en este principio y que saben MUCHO más que usted y yo, tendrán buenas razones para estar seguros de que la evolución es un hecho y no solamente una suposición.



Pero aceptar lo que dicen los científicos, sólo porque ellos lo dicen, no sería muy razonable. Para comprender por qué los científicos están seguros de ello hay que echarle muchas ganas, pero sería suficiente revisar algunos libros de divulgación científica. Bástenos por ahora con saber que Darwin no se sacó la teoría de la evolución de la manga, ni se puso a observar generaciones tras generaciones de monos hasta que salió una persona. Lo que hizo fue dedicar su vida al estudio de la naturaleza y después de mucho observar, razonar y calcular (sí, también hay matemáticas en esto), llegó a la conclusión de que la evolución explica la totalidad de los fenómenos observados al respecto. A lo largo de 150 años, los científicos han aumento la teoría y corregido algunos detalles, debatido sobre algunos aspectos, pero siempre teniendo por seguro que la evolución es una certeza. Es decir, sabemos que la especies evolucionan porque TODO CUADRA.

Y eso es algo sobre lo cual todos los científicos serios y respetables estarán de acuerdo. TODOS...

...¿O no?

De la Tierra Plana a la Arqueología Mormona

¡Ah!, pero sí hay científicos que ponen en duda la evolución, y que la rebaten con argumentos puramente científicos. Biólogos, químicos, etc. han publicado mucha literatura al respecto, contribuyendo con argumentos que prueban que la evolución es sólo una "teoría" en el sentido de "hipótesis" o "suposición" y que tiene muchas debilidades, contradicciones y cabos sueltos. Estos científicos son también gente preparada y una simple lectura a sus textos bastaría para generar, al menos, una duda razonable, ¿no?


Oh, pero resulta, que también hay quien duda que la Tierra gira alrededor del Sol, incluso que sea redonda. La Flat Earth Society es una organización que sostiene que la Tierra es plana y que el Sol, la Luna y los demás planetas, giran alrededor de ella. Aunque parten del hecho de que una interpretación literal de la Biblia implica que la Tierra es plana, para demostrarlo tienen un equipo de científicos, incluidos físicos, astrónomos, matemáticos, etcétera, que sostienen su punto de vista con argumentos puramente científicos. Es más, con argumentos científicos y racionales, pueden demostrar que la gravedad de Newton es una falacia, una creencia mágica y anticientífica que no concuerda con las observaciones y experimentos. Tienen explicaciones para todos los fenómenos que parecerían apoyar a la tierra redonda y al modelo helicéntrico, por ejemplo, el hecho de que sea posible la circunnavegación (básicamente, es una ilusión). El leer concienzudamente sus textos bastaría para generar, al menos, una duda razonable, ¿no lo creen?




Pero aún más: Ustedes y yo sabemos, porque lo hemos estudiado desde la primaria, que el hombre pasó desde Asia a poblar América, a través del Estrecho de Bering y las Islas Aleutianas en oleadas suscesivas a lo largo de las glaciaciones. ¿Cómo podemos estar seguros de ello, ya que nadie estuvo allí para verlo? Bueno, podemos confiar en que por algo se ha mantenido esta idea desde hace bastante tiempo, o podemos confiar en que ya que todos los historiadores, arqueólogos y antropólogos (gente que se pasa la vida estudiando estos asuntos, que basan todo su trabajo en este principio y que saben MUCHO más que usted y yo) la sostienen, por algo será. Pero más aún, podemos revisar la literatura y saber que el hombre pasó de América a Asia porque así se explican todos los hallazgos. Es decir, sabemos que esto fue así, porque TODO CUADRA.




Pero, ¡oh, sorpresa! Resulta que existe una arqueología mormona que ha encontrado evidencias científicas de que los relatos del Libro del Mormón son históricamente certeros. Verán, los seguidores de Joseph Smith y la Iglesia de los Santos de los Últimos Días sostienen que la América Antigua fue poblada por los Jareditas, que llegaron al Nuevo Mundo después de la destrucción de la Torre de Babel, pero que fueron destruidos por vivir en pecado. Tiempo después llegó Lehi y sus gente, hebreos que huían de las guerras entre Babilonia y Egipto por el control de Judea. En América, los descendientes de Lehi se dividieron en Nefitas y Lamanitas. Los primeros siguieron viviendo según la ley de Dios y los segundos se dedicaron a la vida licenciosa. Cuando Jesús (sí, Jesús) visitó América después de su resurrección, los Nefitas lo recibieron, pero los Lamanitas no. Finalmente, estos últimos exterminaron a los primeros, por lo que Dios los castigó con lo peor que le podría pasar a una persona: ¡tener la piel oscura!

Este relato explica el poblamiento de América y porqué los indígenas tienen pieles oscuras. La arqueología mormona ha encontrado muchas evidencias que sostienen lo que dice el Libro del Mormón y que contradicen la teoría irracional y anticientífica del Estrecho de Bering. Echarle una ojeada a sus textos basatará para, por lo menos, sembrar una duda razonable, ¿no les parece?




¿Ciencia o creencia?
¿Cómo es posible que principios de tres diversas ciencias (astronomía, biología, historia) estén sujetos a tantas dudas? El modelo heliocentrista, la teoría de la evolución y el modelo del poblamiento de América tienen en común los siguiente:

A) Se trata de asuntos que no se pueden comprobar mediante la experimentación, ni la observación inmediata.

B) Se trata de cuestiones que contradicen las creencias religiosas de alguien.

C) Están más que aceptadas como certeza por la gran mayoría de los científicos, no sólo de su campo, sino de cualquier campo.

¿Y qué tienen en común los creacionistas, los de la Tierra Plana y los arqueólogos mormones?

A) Parten de sus creencias religiosas, a las cuales buscan justificar mediante su "ciencia". Es decir, obtienen algún grado en alguna disciplina científica y luego se ponen a buscarle tres pies al gato para hacer que sus observaciones sean compatibles con sus creencias religiosas, las cuales ya sostenían de antemano.

B) Para creer en sus "argumentos" (basados en sesgos, muestras selectivas, falacias lógicas, y la acumulación de datos irrelevantes que en conjunto dan la ilusión de validez, entre otros métodos anticientíficos), hay que desconocer no sólo la ciencia verdadera, sino carecer de entrenamiento en razonamiento lógico y pensamiento crítico.

C) Quieren hacer creer al público poco informado que existe una "controversia" entre lo que ellos sostienen y lo que dice la ciencia mainstream, pero en realidad no hay tal debate, porque los que sostienen el creacionismo, la Tierra Plana y la arqueología mormona, no son solamente una minoría, sino que ni siquiera son científicos a los que los hombres de ciencia de verdad puedan tomar en serio.

Nunca hemos visto a la Tierra girando alrededor del Sol, nunca hemos visto a una especie transformarse en otra y no vimos a los hombres prehistóricos cruzar el estrecho de Bering. Sin embargo, aceptamos todos estos hechos como verdades incontrovertibles, no sólo por el hecho de que estas tres explicaciones han estado ahí siendo bases de sus respectivas ciencias, no sólo porque todos los científicos de sus respectivas especialidades las aceptan para poder desempeñarse en sus disciplinas, sino porque, teniendo la voluntad de aprender, podemos llegar a saber cómo es que sabemos lo que sabemos y quedar convencidos. Es más, comprendiendo bien estos tres casos al revisar la literatura seria el respecto, quedamos inmunes ante las "dudas" que pretenden sembrar en nuestras mentes los magufos.

¿Por qué el hecho de que la Tierra gira alrededor del Sol es una realidad mejor aceptada y sin tantos problemas que el hecho de que las especies evolucionan? Es decir, sé que lo de la arqueología mormona no tiene mayor trascendencia porque para creer en ella hace falta ser mormón, mientras que para dudar de la evolución basta con ser ignorante en el tema (además de que en realidad a los relatos mitológicos mormones nadie los toma en serio). Pero ¿por qué el modelo heliocéntrico sí y la evolución no?

No sé, quizá porque el modelo heliocéntrico ha tenido más tiempo (casi 470 años) para introducirse en el imaginario colectivo, mientras que la evolución es una idea más reciente (poco más de 150 años). Quizá es el hecho de que el modelo heliocéntrico no violenta de forma tan radical los preceptos religosos como lo hace la evolución (los pasajes bíblicos que se refieren a la tierra plana son suficientemente ambiguos como para que algunos creyentes los interprenten como tales, y otros consideren que se habla de otra cosa). Quizá es que en nuestro tiempos el pensamiento posmodernista desconfía de cualquier forma de conocimiento que proponga certezas y desconfía de la ciencia, mientras que desde el Renacimiento, pasando por la Ilustración y hasta antes de las Guerras Mundiales, la ciencia era vista por la gente educada con confianza y optimismo, por lo que el modelo heliocéntrico tuvo un escenario más favorable que la teoría de la evolución.

En realidad, no importa si ustedes "apoyan" o no, a la teoría de la evolución, porque como dice mi mujer, que es bióloga, "la teoría de la evolución no está buscando adeptos, porque es un hecho". El Tribunal de la Santa Inquisición obligó a Galileo a retractarse de su declaración sobre que la Tierra gira alrededor del Sol, lo cual contradice la Biblia. Galileo se retractó, pero cuenta la leyenda que, al salir del tribunal, murmuró "Y sin embargo, se mueve...", porque sabía que sin importar cuánta controversia se generara al respecto, cuántos debates, cuántas negaciones y condenas, el hecho era que la Tierra se movía.



Por eso, a final de cuentas, no importa cuánta gente dude que las especies evolucionan, no importa cuántos "científicos" religiosos presenten "pruebas" y "argumentos" en contra, no importa siquiera si se acepta enseñar creacionismo en las escuelas y toda la humanidad olvida la teoría de la evolución, porque la realidad es la realidad y podemos decir con el señor Darwin:

"Y sin embargo, evolucionan..."

sábado, 15 de enero de 2011

John Pendleton en Mérida

Cristianos son todos aquellos que creen en Cristo. Hay muchas religiones cristianas: católicos, evangélicos, anglicanos, ortodoxos, luteranos, evangelistas, testigos de Jehová, mormones y un largo etcétera. Pero los evangélicos suelen llamarse "Cristianos" a secas, como si todos los demás no fueran creyentes en Cristo. Eso causa confusión, y en clase de historia ya sucede que les hablo de "los primeros cristianos" y mis alumnos piensan que hablo de los evangélicos, o entienden que los católicos no son cristianos o cosas por el estilo.

Como en todos los grupos, en éste de los cristianos hay de todo, y uno puede llevar la fiesta en paz. Eso, hasta que les hablas de ciertos temas. Pues resulta algunos de estos "cristianos locos", como los llamamos mi chica y yo para distinguirlos de otras sectas cristianas (no porque las otras no estén llenas de chiflados, sino porque tienen su propia denominación que las distingue), están muy empeñados y con mucho ahínco, a difundir sus ideas medievales, en especial, lo que consideran su cruzada personal: destruir la teoría de la evolución.

Estos "cristianos locos" están ganando cada vez más presencia e influencia en nuestro país. Por ejemplo, existe en Mérida una organización estudiantil de "cristianos locos" que tienen presencia en varias escuelas. Estos subnormales de evidente deficiencia intelectual mandaron a traer al ingeniero químico John Pendleton, para sostener un "debate" con científicos evolucionistas para "desmentir" a los ojos del público la mentira de la evolución.




John Pendejon... quiero decir, Pendleton, es un misionero gringo (obviously) que vive en México desde hace muchos años; tiene un bachelor degree en química y, pues, es un cristiano loco del tipo más loco. Viaja por México y América Latina dando conferencias de cómo la evolución es una mentira, mientras que lo que dice la Biblia es una verdad científica. Monta "debates" tras los que el público, que consiste en un montón de cristianos locos acarreados, vota para decidir quién ganó: la Evolución o la Creación. El principal objetivo de Pendejon es que se enseñe creacionismo en las escuelas públicas mexicanas, porque que el gobierno malo no ha dejado que se "enseñe la controversia".

Así que los cristianos locos trajeron a Pendejon a hacer un "debate" en la CTM, con algunos científicos muy respetados de la localidad. El debate fue moderado por un cristiano loco y la mayor parte del público estaba conformada por cristianos locos, que ya estaban convencidos de lo que Pendejon les iba a decir. Los escépticos, ateos, científicos y demás que asistimos a esta charada nos enteramos por pura casualidad, y formábamos una tristísima minoría.

Pendejon se apareció con una bata de laboratorio, a pesar de que hace años que no entra a uno. Pero ya sabemos que lo de la bata es cuestión de status y que los científicos de verdad no necesitan estarse paseando en bata por ahí. Los organizadores también se aseguraron de que Pendejon siempre tuviera la última palabra.

En fin, los argumentos de Pendejon, sofista profesional, estuvieron marcados por la total falta de lógica, el ocultamiento de información y la manipulación emocional del público, el cual de todas formas no necesitaba ser convencido porque estaba compuesto por un montón de cristianos orates.

Frente a un público de ignaros medievales, la ciencia tiene una gran desventaja: para comprender algo tan complejo como es la evolución, es necesario presentar mucha información muy detallada y explicarla paso a paso. Los científicos no tuvieron tiempo para eso. En cambio, para presentar una idea mágica como el creacionismo, sólo basta decir algunas cuantas falacias lógicas y frases melosas que apelen a lo más bajo de lo instintos humanos. Pendejon tuvo toda la oportunidad del mundo para hacer eso.

Los "argumentos" de Pendejon son los que usan los creacionistas una y otra vez, y que desde luego han sido contestados por los científicos de verdad en cada una de esas veces [vean libros como Denying Evolution, de Massimo Pigliucci; Science on Trail: The Case for Evolution, de Douglas Futuyama; y Abusing Science: The Case Against Creationism, de Philip Kitcher] Pero entre un público de protohumanos que no saben nada de nada, los "argumentos" de Pendejon causaron mucha sensación. ¿Cuáles son éstos?



1.- El evolucionismo es base del racismo.- Mentira. Ha habido racistas com Hitler que han malinterpretado la teoría de la evolución para su beneficio, pero ésta no es racista per se. ¿Saben qué si es racista? ¡La Biblia! Cam, hijo de Noé, y padre de Canaan y las naciones africanas, encontró a su padre borracho y desnudo y se burló de él. Entonces Noé lo maldijo convirtiéndolo en negro, enviándolo al África y condenando a su descendencia: "Maldito sea Canaan, esclavo será de los esclavos de sus hermanos" (Gen 9, 25).

2.- Ha habido miles de abortos desde los 70's, ¿cómo puede hablarse de la evolución de la conciencia?.- ¿De qué puñetas está hablando? La evolución no hace a los seres vivos moralmente mejores. La moral es una invención del ser humano, no de la naturaleza. ¿De verdad está usando eto como argumento?

3.- ¿Supervivencia del más fuerte? ¡Ah, entonces como los Zetas son los más fuertes deben sobrevivir!.- ¡¿Qué pedo con este tipo?! De nuevo, la evolución no dice que van a sobrevivir los mejores, sino los más aptos. Además, Pendejon está hablando de sociedad y no de naturaleza; la evolución trata de la naturaleza y no dice que "esté bien" que sobreviva el más fuerte, sino que así es. Punto. Los tres argumentos anteriores parten de la siguiente falacia lógica: "si esto fuera verdad, sería inmoral, luego no puede ser verdad". ¡Vaya tipo!

4.- La vida sólo proviene de la vida.- Sí, hoy, pero está más que comprobado que en un ambiente como el de la tierra primitiva (sabemos cómo era gracias a los datos encontrados en los estratos geológicos, entre otras fuentes de información) era posible que se formaran moléculas orgánicas a partir de inorgánicas, y que esto llevó poco a poco a la formación de la vida.

5.- No hay fósiles que demuestren etapas de transición.- Sí que los hay, mierda.

6.- Los fósiles marinos se aparecen en la tierra debido al diluvio.- Ok, tienes una teoría alternativa a la nuestra. ¡Demuéstrala!

7.- Nunca se ha observado que una especie se convierta en otra.- Obviamente, el proceso toma miles de generaciones. Sin embargo, hemos observado que una especie puede cambiar de forma importante en unas cuantas generaciones, con mayor razón asumir que puede tener cambios más grandes en un amplio lapso.

8.- La teoría de la evolución se basa en creer en fenómenos que nunca nadie ha visto.- Cierto, pero conocemos cómo funciona el mundo con base a los fenómenos que sí se han visto, medido y experimentado con ellos. Todos los principios que sostienen la teoría de la evolución están basados en datos que sí han sido observados. Por otro lado, ¿alguien ha visto a Dios creando algo?



En fin, la cantidad de mierda arrojada ayer sobre nosotros fue tan indignante que hace que me duela la cabeza. Pendejon impidió que el público le hiciera preguntas de forma indirecta: repartió tarjetitas, que luego fueron preseleccionadas por sus achichincles para que las "respondiera" el señor (así que mi pregunta "Aún si sus 'argumentos' rebaten la teoría de la evolución, ¿por qué aceptar la leyenda judeocristiana de la creación? ¿Por qué no el Popul-Vuh o la teogonía?" no fue leída). Por cierto, cuando las preguntas que le hicieron algunas personas incluían términos científicos y técnicos relacionados con la teoría de la evolución, el tipejo tuvo que reconocer su ignorancia.

Es importante decir que los científicos respondieron a cada una de las objeciones del señor Pendejon, e incluso se adelantaron a muchas de ellas. Esto no impidió que Pendejon repitiera sus falacias una y otra vez, y que el hato de simios iletrados que constituía su público le aplaudieran como si fueran focas amaestradas.

Sin mencionar que el señor usaba citas sacadas de contexto o de libros de texto de secundaria, para fundamentar sus "argumentos". Cuando se le preguntó porqué se basaba en libros de la SEP y no en textos científicos, su respuesta fue algo así que "Si desde la secundaria ya están mal..." Y ¡WOHA! Aplausos del público acarreado.

En resumen, lo de ayer fue un maldito fraude, un espectáculo para conversos, un auto de fe, todo menos un debate científico. Era como estar 150 años en el pasado. Pero esto, aunque pudiera parecer una pérdida de tiempo y una ridiculez es muy importante. Lo que Pendejon propone, que se enseñe creacionismo en las escuelas privadas de México, es peligrosísimo, y podría arrastrar a nuestro país en el maelstrom oscurantista en el que se encuentran los EUA desde la presidencia de Bush Jr.



Hay que estar muy pendientes de las acciones y propuestas de Pendejon. Sabemos que nuestros políticos y funcionarios son gente bastante ignorante y temo de verdad que el fanatismo religioso de estas personas pueda afectar el desarrollo de nuestro país. Mucho ojo, y cuéntenselo a quien más confianza le tengan.

martes, 11 de enero de 2011

Nos vemos en 2010




Pues se acabó un año más de nuestras vidas, y henos aquí, envejeciendo y caminando hacia la entropía... No, eso se oye muy dramático, permítanme empezar de nuevo... ¡Yipi! ¡Ha sido un gran año, amigos! ¿No lo creen? Este año hemos pasado momentos maravillosos en compañía de nuestros seres queridos, rodeados de amor y...

No, lo siento, no puedo hacerlo. No es que las cosas vayan terriblemente mal, pero tampoco es como para saltar de alegría. Excepto claro, por el hecho de que estoy vivo y que mi familia está bien, lo que siempre es algo para agradecer a Ilúvatar.

¿Cómo resumiría el 2010? Fue un año agitado, en constante movimiento, en el que recuerdo no haber estado quieto ni un momento. Hice una gran cantidad de cositas, entre pequeños eventos y fiestecitas, trabajitos y paseítos, todas que me sacaban de la rutina, pero en general pocas cosas dignas de ser recordadas. Sin embargo, creo que lo que definiría 2010 sería el trabajo. 2010 fue un año en el que trabajé mucho, de forma inusitada. Y no me refiero sólo a la chamba, sino a los esfuerzos por mantener bien a mi familia y mi casa, por sacar adelante mi incipiente carrera como escritor, y por no volverme loco. Y por supuesto, la chamba.

No recuerdo un año en el que me haya partido tanto la madre como en el 2010. Todas las actividades de mi vida me exigieron esfuerzos como nunca antes y muchas veces los resultados fueron pocos, difusos y tardaron en llegar. Así que, si tienen algo interesante que hacer, vayan y háganlo, que aquí viene el resumen del año 2010:

Todo comenzó...

El 2010 empezó entre fiestas y convivios una megafiesta organizada por mis papás en su casa, con muchos de mis primos, algunos de ellos que venían de lejos, dio inicio al año. A ello siguió la boda de una querida amiga mía, lo que ameritó un viaje a Tekax, una pequeña ciudad yucateca a la que nunca había ido. Siendo ésta la primer boda en la que hubo mota, pueden estar seguros de que fue muy divertida, además de que conocí gente interesante y buena onda. Por desgracia, no había terminado el año cuando ese asunto del matrimonio de fue al traste. Pero bueno, lo bailado nadie lo quita.

Más fiestas estuvieron por ahí al inicio del año, como el cumpleaños de mi hijo, por lo que todo indicaba que 2010 sería un año muy pachanguero. No estuvo mal a este respecto, por cierto. Además de constantes reunioncitas, algunas fiestas pasarán seguramente a la posteridad, como la Fiesta Espacial, en la que hubo muchas cosas "espaciales" (guiño, guiño) y la Fiesta de Cuartos, en la que mi novia y yo decoramos por completo un cuarto de la vacía casa de Joaquín, y lo hicimos con un estilo tan ecléctico y psicodélico, que toda la fiesta se trasladó a ese lugar. Fueron dos grandes fiestas, súper divertidas.

Si el año empezó con una boda, era justo que terminara con otra. Fueron dos. Se casó mi amigo Mauricio, y su boda fue la más divertida a la que había ido en mucho tiempo. Fue además la boda con la mejor música a la que he ido. También fue muy divertida la boda de Gloria, una amiga de mi novia. Ambas fueron en diciembre y una gran forma de cerrar el año.

Y claro, están las fiestas familiares. Ah... las fiestas familiares... Las detesto. Me aburro como ostra. Y no es que no quiera mucho a mis primos, tíos y demás, pero es que con la mayoría de ellos no tengo ni de qué hablar. Es que quizá soy socialmente inepto e incapaz de hacer small talk. Afortunadamente, mi novia y yo ya acordamos que no nos gustan estas reuniones y que trataremos de evitar las presiones familiares que nos arrastran a ellas.

Oaxaca y Guadalajara

El año estuvo marcado por dos viajes en particular (sin contar un fin de semana en Campeche): Oaxaca y Guadalajara. A Oaxaca fui en mayo, para asistir a un encuentro de escritores. Es un lugar muy particular. Como bien saben, México es un país bastante surrealista, pero hay lugares más surreales que otros... y Oaxaca está cañón. En fin, un buen viaje, en el que reflexioné algunas cosas importantes de la vida.

El de Guadalajara fue distinto. Ocurrió a finales de noviembre. Fuimos mi novia y yo con el objetivo de asistir a la FIL y nos quedamos en casa de nuestros amigos escritores Joaquín y Juan Esteban. Teníamos la idea de que vivían en una constante orgía de sexo y drogas, pero para nuestra sorpresa se habían convertido en un par de tipos muy responsables y trabajadores. Pero aún así, nos la pasamos a todísima madre. Además, en la FIL tuve el inmenso gusto de conocer a Pereque, mucho más joven de lo que me hizo pensar su amplia cultura y la lucidez de sus textos. También fuimos a un parque de diversiones.

Las Siete Formas de Combate



Sin duda el mayor logro del año fue sacar mi libro Las Siete Formas de Combate, que se presentó primero en Oaxaca y luego en Mérida, y debo decir que ha sido un pequeño éxito. Mi segundo libro Poeta que jugó videojuegos también se publicó este año, aunque tengo entendido que éste es no es muy bueno. Va, prometo no volver a escribir poesía...

También terminé de escribir un tercer libro: El horror a través de los siglos, el cual metí a la convocatoria para publicación de obra inédita del Ayuntamiento... y no quedó, desde luego. Resulta que el concurso se declaró "desértico" (así me lo dijeron), pero que siete trabajos fueron preseleccionados y podrían ser publicados si los autores se someten a un taller de seis meses para mejorar sus habilidades. Osea, WTF? "Sólo te voy a publicar si aprendes a escribir como yo digo que se debe escribir", ¿de eso se trata?

No dudo de la probidad del jurado de dicho concurso, pero tampoco dudo de la calidad de mi obra. Cuando supe que las obras preseleccionadas no serían publicadas porque tenían muchos errores de sintaxis y redacción, entendí de qué se trataba el asunto. Ahora bien, mi prosa puede no ser maravillosa, pero estoy seguro de que es correcta. Entonces, no fue el estilo lo que causó el rechazo por parte del jurado, sino el tema: es un libro de cuentos de terror, y como bien saben, ésa no es literatura "seria" que merezca ser tomada en cuenta. Ni pedo, ya resultará cuando el panorama de las letras meridanas cambie y se flexibilice.

Tampoco estuve desocupado en mi actividad como ponente. A lo largo del año leí sendas ponencias sobre Alicia en el País de las Maravillas, Borges y Lovecraft, cómics y Ray Bradbury. Como ven, no me he quedado quieto.

Chambas y chambitas.



Como recordarán, a finales de 2009 el tipo religioso que se volvió loco me corrió de la chamba, y eso me dejó como un desempleado desesperado más en este país en el que "vivimos mejor". A finales de ese mismo año conseguí empleo en una escuela, en la que disfruto mucho trabajar.

A principios de 2010 conseguí trabajo en la que había sido mi primera escuela y en la que detestaba trabajar, y de no ser por la compañía de Raúl y porque la nueva directora era una súper chingona que trataba de sacar lo mejor posible de ese horrible lugar que le había tocado administrar, me habría vuelto loco. Bueno, la culpa no era de la escuela en sí, sino del alumnado mas piojo al que he tenido la pena de instruir. En serio, nunca había conocido a niños tan idiotas. No todos lo eran, sin embargo, había honrosísimas excepciones. Y con el grupo de segundo de prepa, integrado solamente por seis muchachos, me la pasé a toda madre. Hicimos muchas excursiones, vimos películas y tuvimos buenas sesiones de clase.

Por suerte, a mediados de año me dieron trabajo en otra escuela, una secundaria particular bastante fresa. También disfruto mucho trabajar ahí, sobre todo porque tienen un proyecto educativo realmente bueno. Continúo dando clases en la otra prepa, en la que inicié en 2009. Me gustan ambos lugares porque tienen sus características muy particulares que hacen de estar en ellos toda una experiencia.

En la prepa los alumnos son de clase media. No tienen muchos conocimientos... qué digo, por lo general no saben nada... pero son respetuosos, tienen ganas de aprender, saben que es importante esforzarse en clase, conocen de la vida, muchos de ellos trabajan, toman el camión para ir a la escuela y se puede tratar con ellos como con jóvenes adultos. Claro, no falta el que nada más está ahí porque sus papás lo abligan y no más tiene como objetivo en la vida que lo dejen paz para oír reguetón y oler tíner. Nacos pendejos, pues.

En la secundaria los alumnos son muy inteligentes, tienen conocimientos generales y son participativos, aunque en general son inmaduros e irrespetuosos, pero yo los aprecio mucho. Claro, no faltan los que nada más están ahí porque sus papás los obligan, que creen que los maestros son sus empleados y que no más tienen como objetivo en la vida irse todos los fines de semana al antro más caro y jugar golf en el Country Club. Fresas pendejos, pues.

[Ver anecdotario estudiantil 1 y 2]

Pero lo que me encanta de este trabajo es que siento que estoy haciendo algo valioso. Creo que les he "llegado" a algunos de mis alumnos. Los he visto crecer y madurar en el corto lapso de un año y estoy muy orgulloso de ellos. Un saludo a los que leen mi blog.

¿Y la Revolución?

Muchos se quedaron esperando la Revolución que ya tocaba en 2010. Muchos se quedaron decepcionados al respecto. Pero vean lo que está pasando en el país: territorios completos de la nación están fuera del poder del gobierno federal, ya sea por las actividades del narco o de la guerrilla; una organización de izquierda se las arregló para secuestrar al jefe Diego, sacarle una lanota y devolverlo saliendo totalmente impunes: algo se está preparando por ahí; y sobre todo, se está dando la Primera Guerra Cibernética Mundial debido al caso de Julian Assange. Es decir, nuestro país y el mundo están experimentando una serie de procesos, y cuando éstos terminen no volverán a ser los mismos, ya sea para bien o para mal. En otras palabras: la Revolución ya empezó, perras.

En fin...

En fin, 2010 fue un año muy extraño, de crecimiento, trabajo y experimentación. Espero que un mejor año se encuentre al frente. ¡Saludos a todos y buen 2011!

jueves, 6 de enero de 2011

Reguetón Té Arizona

Aborrezco el reguetón. Pero esta rola patea traseros. Fue escrita e interpretada por Godofredo Medina, de quien puedo orgullosamente llamarme su cuate y compañero de viajes. ¡Bien, Godo!


lunes, 3 de enero de 2011

Top 10 de libros en 2010


Y como ya es costumbre, inauguramos el nuevo año revisando los libros que leí el anterior. No esperen encontrar muchas novedades editoriales: creo que estoy aún en mi proceso de formación como lector y recurro principalmente a los clásicos para mis horas de lectura. Publico esta lista porque soy un maldito hipster al que le gusta alardear de lo que lee quiero compartir con ustedes las lecturas que disfruto y que creo que los enriquecerán tanto como a mí.





10.- Oaxaca sitiada de Diego Enrique Osorno: Este libro hace, de forma imparcial y certera, una crónica de la primera insurrección del México del siglo XXI. Nos muestra las causas, los orígenes y el desarrollo del conflicto en Oaxaca, que fue mucho más allá de las protestas magisteriales de la APPO, convirtiendo a este estado sureño en el escenario de una verdadera insurrección. Los excesos de ambas partes, las injusticias, la desorganización, el merequetengue ideológico, el fundamentalismo surrealista tan mexicano... todo ello recoge este libro, indispensable para quien quiera comprender el México contemporáneo. Lo leí estando en Oaxaca, lo que fue muy interesante, por cierto.

9.- México profundo de Guillermo Bonfil Batalla: Obra fundamental del indigenismo en México, ayuda a quien la lea a ponerse en perspectiva en cuanto a la realidad de nuestro país. Nos lleva al otro México, no al criollo de la superficie, sino al México profundo, el de los indígenas. Lectura obligada para quien quiera comprender y transformar la realidad social. El libro lleva algunos años urgiendo a los mexicanos a hacer un cambio, que aún no ha llegado, ni llegará, mientras la realidad indígena siga siendo ignorada por los líderes y la sociedad en general.

8.- Drácula de Bram Stoker: Leí este libro en la pubertad y lo volví a leer este año. Los primeros cuatro capítulos del libro son gigantescos y si Stoker hubiera sabido mantener esa misma calidad a lo largo de la novela, ésta ocuparía un lugar privilegiado en la historia de la literatura universal. Por desgracia no es así: a estos capítulos sucede un largo y mediocre acto medular, para recuperar su calidad hacia el final del relato. De cualquier forma, por ese gran inicio, el acto final y algunos episodios intermedios escritos con maestría, este clásico de la literatura victoriana, al cual las interpretaciones sociológicas y psicológicas no han logrado agotar, se coló entre los mejores libros del año.

7.- El Universo. De la tierra plana a los quásares de Isaac Asimov: El maestro de la divulgación científica nos trae esta belleza de libro, que lleva a los lectores en un viaje para descubrir lo que la humanidad ha logrado conocer acerca del cosmos, desde que se pensaba que la tierra era plana y el centro de todo lo que existía, hasta ver que sólo somos una motita de polvo en una motita polvo llamada Galaxia. Prepárense para ver el mundo y la existencia de otra forma después de leer este libro.

6.- Hacedor de Estrellas de Olaf Stapledon: Esta magnífica novela combina la ciencia-ficción, la cosmogonía y la teosofía. El protagonista anónimo sale disparado en viaje a través del tiempo y del espacio, conoce mundos que nacen y mueren, cada vez mirando más ampliamente, desde la persepectiva de las criaturas, los planetas, las estrellas, las galaxias... en busca de aquella presencia que siempre está a un paso más lejana: el Hacedor de Estrellas.


5.- Retrato del artista adolescente de James Joyce: Basada en parte en las experiencias biográficas del autor, esta novela nos hace acompañar a Stephen Dedalus desde sus primeros recuerdos hasta su juventud, retratando cada etapa según el punto de vista de alguien que tiene esa edad. Así sea sólo por el soberbio y sobrecogedor sermón sobre el Infierno, que da cuenta de cómo el catolicismo se basa muchas veces en el miedo y muy pocas en el amor, esta novela es un gran clásico que vale la pena. Tampoco se pierdan Dublineses.

4.- Orgullo y prejuicio de Jane Austen: Esta gran novela nos presenta a Elizabeth, una mujer fuerte e inteligente que trata de sobrevivir en una sociedad bastante frívola y conformista. Es también una historia de amor entre ella y Darcy, quienes en un principio no se soportan. Divertida y apasionante, con mordaces críticas a la sociedad de su tiempo, pero que se aplican al mundo actual, ésta es una novela para personas inteligentes, ya sean hombres o mujeres. También recomiendo Sensatez y sentimientos de la misma autora.

3.- Cuentos escogidos de Antón Chéjov: La edición de "Sepan cuántos..." de los cuentos de Chéjov, el maestro ruso, contiene una excelente selección. En estos cuentos encontrarán mucha emoción y poesía, diversión y sabiduría, y en fin, todo aquello que hace que una obra literaria sea grande. Realmente un deleite, y para que tengan una idea, chequen estos extractos.

2.- La Madre de Máximo Gorki: Ese gran libro nos transporta a la Rusia zarista, y nos cuenta la historia de doña Pelagia, típica ama de casa de la clase obrera, cuyo hijo Pável se une a organizaciones comunistas que luchan por derribar el terrible sistema opresor y explotador en el que viven. Grandísima novela, nos muestra la realidad social de esa época y las bases del realismo socialista, y nos deja la enseñanza de que hay que luchar por la justicia. Pero en fin, esta reseña me está quedando muy cursi. Baste a ustedes saber que es un gran libro y no pueden dejar de leerlo.

1.- Alicia en el País de las Maravillas y Alicia a través del espejo de Lewis Carroll: Leí estos libros en mi adolescencia, en español, y me parecieron muy divertidos, pero muy fumados e incomprensibles. Los volví a leer, esta vez en inglés, con pretexto de cierta película que quisiera olvidar que pasó. Entonces me dí cuenta de lo grandes que son, del lugar privilegiado que ocupan en la literatura universal. Me dí cuenta de la poesía que encierran, de los juegos de lógica y matemáticas que pueden estimular así como sacar de onda a quien se enfrente a ellos. De la sublimación sexual implícita, de la sátira social... en fin, de toda la magnificencia de este par de libros que, como las dos partes de El Quijote, deben leerse siempre juntos (por lo regular las ediciones incluyen ambos). Por ello, los declaro el mejor libro que leí este año y les recomiendo que lo lean, si pueden, en su idioma original.

Disfrútese con mota.

sábado, 1 de enero de 2011

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails