jueves, 28 de julio de 2011

Filosofía de la ciencia, postmodernismo y pensamiento crítico (Introducción)

Si todas las ideas tienen igual validez, estamos perdidos,
porque entonces, me parece, ninguna idea tiene validez en lo absoluto.


Carl Sagan



Hola, amigos. Estas vacaciones no tengo ganas de echar mucho coco, así que les dejaré otra recomendación para pasar el tiempo de forma provechosa. Se trata de un "ciclo" de lecturas, es decir, cinco libritos, que tienen por tema la filosofía de la ciencia, el postmodernismo y el pensamiento crítico. Pero primero, va una introducción:

La postmodernidad, según algunos autores, empieza a gestarse con las revoluciones culturales de los 60, y toma su forma actual tras el fin de la Guerra Fría. Esta nueva etapa histórica, se supone, se caracteriza por el capitalismo en su forma neoliberal, la globalización (económica, política y cultural), el agotamiento de las grandes metanarrativas unificadoras que dotaban de identidad a grupos e individuos (nacionalidad, religión, ideología) y el derrumbe de las categorías binarias con las que se definía al mundo (alta cultura vs. cultura popular; masculino vs. femenino; occidental vs. oriental, etc.), entre otras.

"Postmodernismo", por su parte, es un término que engloba diversas posturas filosóficas, propias del mundo postmoderno (aunque vivir en la postmodernidad no implica ser postmodernista). Sin entrar en detalles de estas diversas formas de pensar, ni de sus posturas en cuando a ética, arte o política, me concentraré en la posición de la mentalidad postmodernista, en particular de los ejemplos más extremos, en cuanto a la filosofía de la ciencia. Para efectos de esta serie, con "postmodernismo" y "postmodernistas", nos referiremos a las posturas (y a los individuos que las sostienen) más radicales y disparatadas.

Básicamente, el postmodernismo considera que la ciencia es una "narrativa" más, una serie de historias que nuestra civilización se ha creado, con base en los valores y prejuicios de su propia cultura, para explicarse (o construirse) el mundo que la rodea, y por lo tanto no es diferente a los relatos mitológicos de otros pueblos, ni es más válida que éstos. La ciencia no hace descubrimientos, sino que inventa mitos adecuados para la cultura de la que surge. En realidad, dice el postmodernismo, no existe la "realidad" externa a las preconcepciones humanas y las construcciones culturales, y si esta realidad existe, no podemos aprehenderla. La "verdad" no es sino lo que es considerado como tal como un grupo más o menos extenso de personas. Por tanto, todas las narrativas que diferentes culturas han construido son igualmente verdaderas, aunque sean contradictorias. A esta postura se le llama "relativismo epistémico".

Además, desde el punto de vista del postmodernismo, la ciencia es una narrativa construida con todos los prejuicios tienen jodido a este mundo: la ciencia occidental es eurocentrista, colonial, machista, falocrática, hegemónica, elitista, represiva, racista, heteronormativa, binaria y, para colmo de males, capitalista, y está al servicio de los poderes que gobiernan el planeta. Aunque todas las narrativas son igualmente reales (o sea, ninguna lo es), se debe privilegiar aquéllas que sean incluyentes, plurales y tolerantes, o que provengan de grupos que históricamente han sufrido represión, explotación o persecución, tales como minorías étnicas o religiosas, las razas no blancas, las mujeres y los homosexuales. Sus narrativas siempre serán preferibles a las narrativas de la ciencia hegemónica, masculina, occidental y capitalista. De esta manera, el postmodernismo eleva la corrección política a epistemología.

Si con sólo haber leído los últimos dos párrafos encontraron una plétora de contradicciones, paradojas, autorrefutaciones o simples boberías, no se preocupen: el postmodernismo niega también la lógica, por lo que una argumentación no tiene que ser coherente para ser verdadera, que al fin y al cabo cada cultura y persona tendrá su propia lógica y después de todo la verdadera verdad no existe... o algo así.



El postmodernismo, como forma de pensar, empezó a manifestarse en los 60, maravillosa década llena de todo tipo de pachecotes y nuevoereros, pero, al igual que la época histórica que le corresponde, alcanzó su mayor fuerza en la década de los 90. Caló, sobre todo y como era de esperarse, entre los que se dedican a las ciencias sociales y a las humanidades, quienes encontraron la oportunidad perfecta para desquitarse de los que practican las ciencias naturales y exactas, que desde siempre habían sido arrogantes y despectivos con estas otras actividades de la mente. Finalmente, los científicos sociales podían decir que el "conocimiento" científico es sólo una construcción cultural y que su cuerpo no lo constituyen hechos objetivos, sino mitos e interpretaciones subjetivas, puesto que la objetividad es inalcanzable, y por lo tanto, la ciencia no es gran cosa (si notaron la ironía de que esa misma afirmación sí es considerada como un hecho objetivo por quien la propone, recuerden que el postmodernismo niega la lógica).

Además de ser científicos sociales (historiadores, sociólogos, antropólogos, psicólogos, literatos y demás fauna emparentada), los exponentes del postmodernismo y críticos de la ciencia se alinearon a posturas ideológicas de izquierda. Así, se dieron lo que los mismos postmodernistas llamaron Science Wars, o Guerras de la Ciencia, en las que ellos, por un lado, defendían el relativismo epistémico, y otros pensadores, principalmente científicos, defendían la validez de la ciencia. Para muchas personas, adoptar el postmodernismo y el relativismo epistémico se convirtió en un requisito necesario para ser de parte de "la izquierda verdadera".

Así, el ejemplo típico de esta confusión entre ideología y epistemología, es el de los intelectuales que consideran que defender los derechos de los pueblos indígenes implica reconocer como verdaderas sus creencias mitológicas, y así llegamos al famoso (¿o infame?) caso de aquel antropólogo que sostenía que las diferentes mitos cosmogónicos de los indios de Norteamérica eran igualmente verdaderos (o aún más, porque se trataba de sus propias historias) que la narrativa "occidental" del paso del hombre prehistórico a través del Estrecho de Bering.




Para el postmodernismo, todo científico y, más aún, cualquiera que defendiera la ciencia, no era más que un cientista, es decir, un promotor del cientismo (así como todos los blancos son racistas y todos los hombres son machistas). Y por ello, el dabate entre críticos de la ciencia contra defensores de la ciencia era, desde ese punto de vista, un capítulo más de la lucha entre la izquierda progresista y la derecha reaccionaria.

No sólo los postmodernistas de izquierda quisieron verlo así: los derechistas aprovecharon esta coyuntura para presentarse a sí mismos como los defensores del progreso y la racionalidad, y a los izquierdistas como chairos y magufos buenos para nada, que retrasaban el avance del conocimiento al defender las supersticiones. Muchos, muchísimos, demasiados intelectuales, científicos sociales y artistas de izquierda adoptaron todo tipo de creencias irracionales y supersticiosas (sobre todo si eran de origen no occidental; véase cualquier cosa escrita por Rius, o vaya usted a cualquier escuela de humanidades para comprobarlo), y algunos autores de derechas se aprovecharon con malicia de este hecho para presentar a los izquierdistas como si fueran personas necesariamente irracionales y, más aún, como si la izquierda en general estuviera categóricamente vinculada con lo irracional.

Por eso es importante mencionar que los autores de los libros que voy a recomendarles a continuación son científicos (con excepción del último, que es un pedagogo) y que son de izquierda. De hecho, en su defensa de la ciencia y del pensamiento racional, declaran que los más perjudicados por el dogma postmodernista son precisamente los científicos sociales y las personas de izquierdas. Los científicos seguirán trabajando con sus métodos, pues funcionan y dan resultados, sin preocuparse por si todos los filosófos postmodernistas del mundo están rompiéndose el coco con la cuestión de que si un árbol cae y no hay nadie para escucharlo hace o no hace ruido. Pero los científicos sociales y la izquierda en general la están cagando en grande al renunciar a una herramienta que le sería de un valor determinante.

En efecto, los cuatro primeros libros de la lista nos recuerdan que históricamente, desde la Ilustración, la ciencia había sido la mejor aliada de la izquierda, pues se consideraba que el avance del conocimiento a través de los descubrimientos científicos derrumbaría los mitos irracionales con los que los poderosos mantenían su hegemonía y su injusto sistema social, político y económico. Al renegar de la Ilustración, de la ciencia y del pensamiento racional, la izquierda estaba tirando por la borda su herramienta más valiosa. Los científicos que escribieron estos libros hacen un llamado para recobrar la razón y sus obras nos recuerdan que en la izquierda aún existen mentes lúcidas, racionales e instruidas, y que no todos los izquierdistas somos magufos, conspiranoicos o pejezombis.

Ahora bien, aunque el postmodernismo empezó a perder fuerza en los países desarrollados hacia principios del siglo XXI, en nuestro país tercermundista empieza a tener mucha presencia, pues veo con alarma que estudiantes y académicos de carreras de ciencias sociales y humanidades han adoptado esa postura, u otras relacionadas, como el último grito de la moda (no los culpo, cuando yo estaba en la universidad, todos andaban alucinados con el estructuralismo, que para entonces ya tenía como 30 años de haber visto su mejor momento).

El caso es que muchos de estos estudiantes, sin saber ni jota de ciencia o de historia de la ciencia, leen un par de textitos o toman un cursito sobre filosofía de la ciencia desde el enfoque postmodernista (claro está), y salen al mundo creyendo que han descubierto el hilo negro y que tienen todos los elementos intelectuales para derrumbar el paradigma científico occidental, capitalista, falocrático, heteronormativo, etcétera, etcétera, y andan por ahí repitiendo argumentos por demás trillados y superados desde hace un buen tiempo.



Estos jovencitos se quedan fascinados con el trabajo de pensadores postmodernistas, principalmente de Paul Feyerabend, autor del famoso libro Contra el método (1975), en el que el autor compara la ciencia moderna con la religión organizada. Muchas veces, estos alumnos se vuelven seguidores de dichas posturas sin conocer el texto original más que por referencias y sin saber que sus ideas han sido superadas, contestadas y refutadas en muchas ocasiones, que el mismo Feyerabend moderó su postura con el paso de los años, por lo que terminó reconociendo que la ciencia sí funciona, y que incluso confesó en su autobiografía que la idea de hacer dicha comparación nació de la intención de provocar controversia por el puro gusto de hacerlo.

También suelen desconocer el trabajo de otros científicos sociales que ni son postmodernistas ni "cientistas", como la socióloga Helen Longino, quien en su libro La ciencia como conocimiento social (1990), nos explica que al ser la ciencia una actividad social y autocorrectiva, la inevitable subjetividad de cada individuo es contrarrestada por la subjetividad de los demás (en una relación llamada intersubjetividad), por lo que el único criterio al final es el contraste de las teorías y postulados con el mundo real. De esta manera, nos dice Longino, la ciencia, si bien imperfecta, se convierte en la forma de conocimiento más efectiva de la que disponemos.



No quiero entrar a rebatir uno por uno los postulados del postmodernismo, pues además de que no estoy calificado para hacerlo, ello me tomaría un largo ensayo y, como les dije, estoy de vacaciones y ando ocupado escribiendo otras cosas. En vez de eso, los quiero dejar con una muy buena selección de lecturas, las cuales comentaré y resumiré en la próxima entrada. Creo que es muy importante que los lea todo aquél que quiera meterse en la camisa de once varas que es la filosofía de la ciencia. Advierto que me baso en las ediciones anglosajonas de estos libros, las cuales se consiguen en Amazon.


Continuará...

miércoles, 20 de julio de 2011

Diez documentales que hay que ver para entender el mundo actual




Buen día, personas. Hoy les quiero dejar un ciclo de cine para que tengan en qué ocupar su tiempo de manera provechosa. Verán, desde que en 2002 fue estrenado el documental de Michael Moore Bowling for Columbine, se ha experimentado un auge, un boom, del cine documental socialmente comprometido.

Desde luego que siempre han existido documentales, y que las grandes obras maestras de este género se produjeron y estrenaron durante el siglo XX. Pero fue a partir del filme de Moore que el documental se convirtió en un género rentable, que se exhibe en las salas de cine comerciales, en competencia con el resto de la oferta cinematográfica. Más importante aún, después de Bowling for Columbine, diversos cineastas y grupos encontraron el público para hacer llegar sus mensajes con contenido social (el gran público estaba acostumbrado a que los documentales fueran sobre la naturaleza o cuestiones históricas). He de añadir que creo que estos documentales estrenados en lo que va del siglo XXI contribuyeron a formar generaciones de personas críticas y con conciencia social, y que ello es parte de la atmósfera de cambio que se experimentó en todo el mundo desde 2011.

Esta entrada forma parte de la colección "Crónica de una Primavera Global"


A continuación, les va una lista de los 10 documentales que hay que ver para entender (y hasta transformar) el mundo real. Los temas son muy variados (la cultura, la guerra, la salud, la educación, la economía, el medio ambiente), y aún más las perspectivas. Pero eso sí: todos, en conjunto, contribuyen a formarnos un panorama de la situación del mundo actual... y ésta como suele ser, se debate entre el pesimismo del presente y la esperanza del futuro. Creo que después de ver todos estos documentales, uno puede llegar a la conclusión de que el "sistema", entendido como la forma en la que organizamos nuestra sociedad, nuestra cultura y nuestra economía, tiene serias fallas que conducen a la injusticia e incluso al desastre, y que más vale empezar a estudiar cómo cambiar esos aspectos negativos.

Encontrarán diversos puntos de vista, desde los más moderados (que quieren hacer reformas dentro del sistema) a los más radicales (que pretenden derrumbar de una vez por todas dicho sistema). Algunos son ferozmente críticos con el capitalismo en su forma actual, pero no se adhieren a ninguna ideología de las que tradicionalmente se oponen al capitalismo, y muchos de ellos son igualmente críticos (aunque no se centran en ello) con el comunismo soviético y el capitalismo de Estado. No se puede estar de acuerdo con todo lo que dice cada uno de ellos, pues en ocasiones son contradictorios entre sí, pero lo importante es que invitan a la reflexión del debate, que son siempre necesarios para la democracia. Algunos de ellos incluso tienen errores factuales o dicen verdades a medias. Como sea, nos sirven también para comprender un poco más las ideas que circulan por el mundo y ponen en marcha diversos procesos de cambio, para bien o para mal. Por lo uno o por lo otro, estos documentales han atraído las críticas y reclamos tanto de la derecha como de la izquierda. Eso es buena señal.


Bowling for Columbine (2002) Dir: Michael Moore



El documental que inició con esta nueva tendencia. Parte de un hecho doloroso, la masacre perpetrada por dos estudiantes en la escuela preparatoria de Columbine, en Colorado. Si en un principio Moore parece estar buscando las causas de la masacre y en general de la violencia en Estados Unidos, después de desechar su primera hipótesis de que la disponibilidad de armas de fuego en EUA es la causa de los conflictos, el documental se convierte en una aguda reflexión de la sociedad y la cultura norteamericana: el miedo explotado por los medios de comunicación, el racismo, el abandono a las clases más necesitadas, la inseguridad y la desconfianza, la política exterior que privilegia la intervención militarista, etcétera. Es el punto de partida ideal para este ciclo de cine.




The Corporation
(2003) Dir: Jennifer Abbott y Mark Achbar



Este excelente documental, segundo en nuestro recorrido, plantea con toda seriedad los resultados de una extensa investigación. Decididamente la Corporación se ha convertido en el ente más poderoso de la sociedad actual, como en otras épocas y lugares fue la monarquía, la Iglesia o el Partido Comunista. El film analiza la estructura de la corporación, su misma filosofía fundacional, el papel que juega en nuestra sociedad... y deja al descubierto un sistema corrupto e injusto, que explota y enferma a millones de personas alrededor del mundo y destruye el medio ambiente, todo en una búsqueda neurótica de las ganancias monetarias. Incluye entrevistas con Noam Chomsky, Milton Friedman, Naomi Klein y el mismo Michael Moore, entre una larga lista de personalidades, expertos, empresarios e intelectuales.




Why We Fight
(2005) Dir: Eugene Jarecki




Cuando el General Dwight Eisenhower, héroe de la Segunda Guerra Mundial, y un hombre valiente en toda la extensión de la palabra, dejó la presidencia de los Estados Unidos en 1961, le envió un importante mensaje a la nación norteamericana: que vigilaran el complejo militar-empresarial que había surgido a raíz de la 2GM y que estaba cobrando cada vez mayor fuerza; que no debía permitirse que tal aparato tomara el poder en el país, porque ello mismo haría peligrar la libertad y la democracia. Más de 40 años después, la pesadilla de Eisenhower se había hecho realidad.

Este documental toma su acertado nombre de la serie de cortometrajes producidos en los 40 para explicar al público por qué los EUA se habían involucrado en la Guerra, y analiza el papel que el complejo militar-industrial juega en la sociedad contemporánea, lo que incluye datos duros de la gran cantidad de capitales e influencia política que maneja, las guerras de intervención en las que se ha involucrado EUA en los últimos 50 años, los crímenes de guerra, las mentiras con las que el gobierno envía a su pueblo a morir en dichos conflictos, la forma en la que los recursos que podrían usarse para construir un mundo mejor son destruidos en el combate, y una dolorosa revelación: quien lucha en el ejército americano hoy en día, no está luchando por su país, sino por las fortunas de políticos e industriales sin escrúpulos.



An Inconvenient Truth
(2006) Dir: Davis Guggenheim




Contrario a lo que pretenden hacer creer los círculos más conservadores, el calentamiento global antropogénico es una realidad, y existe un consenso científico muy amplio al respecto (los que lo siguen cuestionando, son una minoría, y lo hacen por razones ideológicas). Este documental aborda el desastre que se nos avecina, presentando hechos y datos contundentes. Por otra parte, también sigue la carrera de Al Gore, ex-vicepresidente de Bill Clinton y el presunto ganador verdadero de las elecciones presidenciales del 2000, en su campaña por hacer consciente al gran público del peligro que representa el cambio climático. Esto incluye las críticas y que ha recibido Gore, así como los obstáculos que ha encontrado en su camino. El documental finaliza con esperanza, proponiendo soluciones a la ciudadanía de todo el mundo, para que contribuya a reducir las causas del problema, y que podamos legarle un buen futuro a las próximas generaciones.


The Eleventh Hour (2007) Dir: Nadia Conners y Leila Conners Petersen




Si An Inconvenient Truth se enfocaba en el tema del calentamiento global, este documental explora de manera general las diversas catástrofes de amenazan nuestro planeta: la contaminación del aire, agua y suelo, la extinción masiva de especies, la deforestación a gran escala, la destrucción de los ecosistemas... En fin, el panorama que presenta es desolador. Pero también propone soluciones: cambiar nuestro estilo de vida, de organizar nuestra sociedad. El documental no tiene reparos en ligar directamente al sistema capitalista con la destrucción del medio ambiente, pero tampoco hace apología de ningún otro sistema sociopolítico y económico que haya existido (aunque flirtea con el decrecimiento). Cuenta con la participación de científicos de la talla de Stephen Hawking y David Suzuki, además de personalidades como Wangari Mathai, Paul Hawken y Mikhail Gorbachov, así como la presentación y narración de Leonardo DiCaprio.





Sicko
(2007) Dir: Michael Moore




Creo que, desde Columbine, éste es el mejor documental de Michael Moore. En Fahrenheit 9/11 y en la posterior Capitalism: A Love Story, me parece que pierde la objetividad y prefiere irse por el recurso fácil de hacerlo "chistosón", manipular al público con sesiblerías y crear polémica. Sicko, por el contrario, aunque no está exento de humor, me parece un documental hecho con seriedad y profundidad. El tema es el servicio de salud de los Estados Unidos, pero las situaciones descritas se aplican muy bien a los servicios de salud de otros países que se han visto vulnerados por las políticas de gobiernos neoliberales, en su ambición por desmantelar el Estado de bienestar. La corrupción política y empresarial, la falta de ética y de empatía de funcionarios y empresarios, la hipocresía de los gobernantes... todo queda expuesto en este documental de Moore, que nos recuerda que la salud es un derecho de todos los seres humanos y no un privilegio para algunos cuantos pudientes. Uno saca conclusiones no sólo sobre el sistema de salud, sino sobre los derechos humanos en general y el significado de la cooperación y la empatía en una sociedad democrática.




Food, Inc.
(2008) Dir: Robert Kenner

Este intenso documental revela todo el aparato que hay detrás de la producción de alimentos en nuestro mundo contemporáneo. Tenemos una serie de corporaciones corruptas (entre ellas, but of course, Monsanto) cuyas acciones llegan a niveles verdaderamente criminales, sosteniendo un sistema de producción que destruye el medio ambiente y daña a la salud humana. El hecho de que se deforesten hectáreas y se inviertan recursos y energías en cultivar productos para después darlos a animales de granja, no sólo es inmoral, sino irracional: se invierte muchísima más energía en producir un kilo de carne de res, de la que podemos obtener de ese kilo de carne. Y eso no es todo, el documental revela muchas más que no querías saber de cómo se produce el alimento que llega hasta tu mesa. Como dice la tagline: nunca volverás a ver tu comida de la misma manera, y obliga a raplantear la producción industrial de alimentos, y empezar a pensar en alternativas o reformas.




Waiting for Superman
(2010) Dir: Davis Guggenheim






Guggenheim, después de dirigir An Inconvenient Truth, regresa con este magnífico documental sobre la educación pública. De nuevo, se centra en los Estados Unidos, pero una vez más mucho de lo que se dice aplica para México y seguramente para otros países. Un sindicato nacional corrupto que protege a maestros incompetentes, un Estado sin interés alguno por promover la educación pública de calidad, y otros factores se presentan como los responsables de que el país más poderoso de la Tierra se vea en una situación de rezago educativo y tecnológico, con las fuertes consecuencias sociales que ello implica. Demoledor, el documental nos hará pensar una cosa o dos sobre la misma concepción que tenemos sobre la educación.




Inside Job
(2010) Dir: Charles Ferguson




¿Quieren saber por qué se dio la crisis económica? Este documental culpa a un sistema que premia la corrupción y la búsqueda implacable del beneficio económico por sobre todas las cosas. Inicia con la historia de Islandia, un país próspero que en cuestión de unos años sufrió una crisis económica producto de las políticas desregulatorias de un nuevo gobierno neoliberal. Después pasa a los Estados Unidos, donde la situación ocurre en grande. El documental explica paso a paso el proceso que llevó a la crisis económica (y que le costó a muchas personas su empleo y su patrimonio), y explora el mundo de los "tiburones" de Wall Street, un océano de corrupción, promiscuidad y hasta psicopatía. Un filme que los dejará indignados y preguntándose "Bien, y si yo no hice nada y ellos son los responsables ¿por qué yo estoy pagando las consecuencias mientras ellos disfrutan de sus recompensas?".





How to Start a Revolution
 (2011) Dir: Ruaridh Arrow



En 2011 la revolución de la Primavera Árabe se propagó por el mundo, inspirando a movimientos como el de los Indignados españoles y Occupy Wall Street. Lo curioso es que, sin darse cuenta, muchos de los manifestantes que se encontraban en las calles estaban siguiendo el modelo de lucha no violenta que leva años predicando el activista nominado al premio Nobel, Gene Sharp, opositor a la guerra de Vietnam, fundador del Instituto Albert Einstein (Sharp sostuvo correspondencia con el gran físico, quien además le prologó uno de sus libros) y autor de From Dictatorship to Democracy. El documental funciona a la vez como una introducción a las ideas de Sharp y una breve reseña de su vida y su trabajo, además de mostrar cómo su pensamiento sobre la lucha no violenta ha influido en múltiples movimientos sociales (algunos de ellos bastante exitosos) alrededor del mundo. Comprender estas ideas y su impacto resultará fundamental para entender el panorama actual y, si se anima, comenzar a cambiarlo. Como el documental circula libremente por la red, aquí se los dejo completito.





Y listo, ahora consigan estos documentales y disfruten su ciclo de cine / curso introductorio a los problemas del mundo contemporáneo. ¡Saludos!

jueves, 7 de julio de 2011

Revolución 2011: El Frente Digital


...Y respondió "Somos Legión", porque eran multitud de demonios los que habitaban su cuerpo.

Lucas, 8:30.


Ahora, finalmente, el último frente que nos falta por revisar en este recorrido por los eventos que están cambiando el mundo. Ya revisamos el Frente Oriental y el Occidental, ahora tenemos el Frente Digital, de suma importancia porque le ha dado una nueva dimensión a los hechos históricos, y ha facilitado que ésta se convierta en una verdadera revolución global. ¿Dónde comenzó todo?

WIKILEAKS

El proyecto inició en 2006, resultado de una colaboración de activistas y disidentes de todo el mundo, desde EUA hasta China, dirigidos por el australiano Julian Assange. El propósito del sitio era poner al alcance de la comunidad mundial, y de los periodistas en particular, documentos que evidenciaran corrupción o crímenes cometidos por las corporaciones y los gobiernos.

El sitio pasó bastante desapercibido por mucho tiempo... hasta el año 2010, cuando publicó un video llamado Collateral Murder, en el que se evidenciaban los crímenes de guerra cometidos en Irak por el ejército norteamericano. En particular, el video muestra el asesinato a sangre fría de civiles iraquíes y de dos periodistas por parte de los soldados estadounidenses. Si tienen el estómago, aquí está video:





Recuerden que esto no es una película de Hollywood: es la realidad. El material causó conmoción: ya intuíamos que EUA cometía crímenes de guerra, pero por primera vez teníamos evidencias tan dolorosamente contundentes.

La labor de WikiLeaks no se detuvo ahí. Ese mismo año, WikiLeaks divulgó los diarios de las Guerras de Irak y Afganistán, colección de documentos que revelaban más crímenes cometidos por el ejército estadounidense. Pero la gota que derramó el vaso, que puso a WikiLeaks y a Julian Assange en la mira de los gobiernos del mundo, fue la revelación de cientos de cables diplomáticos (aún faltan miles de ellos por salir a la luz).

Eso simplemente era ya demasiado, y la guerra empezó. Julian Assange fue arrestado en Inglaterra, bajo cargos de abuso sexual que le habían imputado en Suecia. Actualmente permanece en arresto domiciliario en territorio británico, esperando su extradición al país nórdico. Ahí, podría ser a su vez extraditado a EUA, donde se le acusa de espionaje, traición y terrorismo, lo que lo podría llevar a sufrir la pena de muerte, según temen su defensores.




Mientras EUA espera para echarle las garras a Assange, ha obtenido un nada despreciable premio de consolación en la persona de Bradley Manning, el joven soldado americano que, guiado por su conciencia, decidió filtrar los documentos sobre Irak y Afganistán, incluído el video. Manning ha permanecido en prisión, donde ha sido torturado sistemáticamente, en espera de su juicio.


Bradley Mannning, antes y después de caer en poder de los campeones de la libertad y la democracia


Assange y Manning no son los únicos que han sufrido persecución por parte de los EUA. Jacob Applebaum, contacto americano de WikiLeaks y experto en seguridad de Internet, ha sido acosado por fuerzas de seguridad, que lo han sometido a interrogatorios humillantes, que incluyen desnudarlo y encerrarlo por horas sin poder tomar agua o ir al baño; y aún no se le levantan cargos oficialmente [ver más aquí]. David House, uno de los fundadore de la Bardley Manning Support Network, también ha sido acosado por el Departamento de Justicia de los Estados Unidos [ver aquí].

Por si fuera poco, cinco instituciones bancarias (VISA, MasterCard, PayPal, Western Union y Bank of America) bloquearon al acceso de WikiLeaks a sus cuentas, que contenían donativos de voluntarios por una suma de hasta 15 millones de dólares. Las instituciones bancarias tomaron esta medida presionadas por el gobierno de Estados Unidos [ver más aquí]. En respuesta, WikiLeaks ya inició una acción de demanda contra ellas.

What Does it Cost to Change the World? from WikiLeaks on Vimeo.


WikiLeaks no está solo, sin embargo. Recientemente, la American Civil Liberties Union, una asociación civil que brinda ayuda legal a causas que giran alrededor de la defensa de los derechos civiles, demandó al Departamento de Estado para que desclasifique la información ya revelada por WikiLeaks, para que así aquéllos que accedan a ella y la difundan no sean perseguidos por la ley [aquí].

Además, la labor divulgativa de WikiLeaks no se detuvo. Revelaciones sobre la corrupción del gobierno tunecino contribuyeron a detonar la Revolución del Jazmín y la Primavera Árabe. [aquí].

En 2011, WikiLeaks inició la filtración de 779 cables que revelaban atroces verdades sobre la prisión de Guantánamo. La información revelada incluía datos sobre más 150 afganos y paquistaníes inocentes que habían sido mantenidos en custiodia durante años sin que se les levantaran cargos [ver aquí]. También se reveló que el prisionero más viejo tiene 89 años, que el más joven fue capturado cuando tenía 15 (ha pasado 9 años, lo mejor su adolescencia, en Guantánamo), y que ambos se encuentran en un delicado estado de salud [ver aquí].

En los últimos cuatro meses, WikiLeaks ha revelado información sobre los siguientes países:

Haití: Cables secretos revelan la intervención de Estados Unidos en este país antillano desde el golpe de Estado de 2004 hasta el terremoto de 2010. Entre otras cosas, se da a conocer cómo las corporaciones y el gobierno estadounidense lucraron con la tragedia de Haití en detrimento de sus habitantes [aquí], que la élite política haitiana usaba a la policía nacional como ejército privado (y que EUA lo sabía) [aquí], y finalmente que EUA presionó a Haití para no aceptar un tratado petrolero con la Venezuela de Hugo Chávez, como muestra el siguiente video:



India: Revelaciones sobre actos de corrupción en el Congreso indio, y en particular del Primer Ministro Mamohan Singh, contribuyeron a encender una serie de protestas en ese país asiático [ver más].

Perú: Cables filtrados por WikiLeaks revelaron las intenciones de la candidata presidencial Keiko Fujimori (hija del ahora encarcelado presidente Alberto Fujimori) para liberar a su padre y restaurar su régimen, además de sus nexos con cárteles de la droga. Esta información, aparecida poco antes de las elecciones, contribuyó a la derrota electoral de los fujimoristas [ver aquí].

EUA: Y finalmente, cables de WikiLeaks han presentado evidencias de algo que sabíamos cierto hacía mucho: que las corporaciones son las que gobiernan en Estados Unidos. Los cables filtrados hablan, entre otras cosas: de miembros del Departamento de Estado operando como agentes de ventas para Boeing en Europa, cuyas acciones incluyen sabotear tratos comerciales con empresas rivales; un embajador en Francia que solicitó al gobierno estadounidense tomar represalias en contra de países europeos que no permitan la entrada a productos agrícolas de Monsanto; tres ministros ecuatorianos, el gobierno de EUA y compañías farmaceúticas se unieron para sabotear los planes de Ecuador para disminuir el costo de medicinas; el apoyo de Washington a compañías mineras abusivas en Perú, y el empleo de diplomáticos americanos como espías corporativos en distintos países de América Latina [todo esto aquí].

ANONYMOUS

Hace poco publiqué una entrada en la que me ocupé ampliamente de los orígenes e historia de Anonymous y LulzSec, los colectivos de Hackers que iniciaron haciendo bromas pesadas en Internet, siguieron apoyando la piratería y luchando contra la censura en la Web, y terminaron uniéndose a los movimientos revolucionarios en Túnez, Egipto, Irán, Siria, Turquía y España, además de brindar apoyo a WikiLeaks y enfrentarse a los planes de censura de Internet por parte de los gobiernos de Estados Unidos, Reino Unido y Francia. No tiene caso repetir todo ello (pueden ver un resumen interactivo muy bien hecho por Al Jazeera, ingeniosamente llamado Anonymous: from Lulz to Revolution), así que me limitaré a presentarles las noticias más recientes y relevantes.

Como vimos en la entrada antes mencionada, LulzSec y Anonymous lanzaron la Operación #AntiSec para atacar de forma masiva simultánea a los gobiernos y corporaciones corruptas del mundo. Entre el 20 y el 25 de junio, hicieron ataques en diversos países, que consisitieron en bloquear sitios de Internet y, más importante, robar información clasificada. Entre ésta, se encontraba la revelación de que la milicia estadounidense contrató a mercenarios para dar caza a inmigrantes ilegales [aquí].

Después de esos seis días de furor, LulzSec anunció su retiro de la jugada, diciendo que habían cumplido su propósito de hackear por 50 días, aunque se rumoraba que en realidad LulzSec había sido encontrado por otros hackers, quienes habían amenazado con exponerlos [aquí].

LulzSec reveló que su "tripulación" constaba de solamente 6 miembros. ¡Seis miembros! Sólo seis tipitos con sus computadoras pusieron a temblar al mundo. Pero su número reducido lo hizo más vulnerable y fácil de localizar, a diferencia de los Anonymous, cuyo número es desconocido y que tienen miembros en todo el mundo.

De cualquier forma, LulzSec encomendó a la población amante de la libertad que continuara la lucha bajo la bandera de Anonymous. Finalmente, invitó a la prensa a escribir verazmente sobre sus acciones y no sobre sus publicaciones, las cuales siempre hacían con mucho sarcasmo y sentido del humor. Desde entonces, Operación #AntiSec ha seguido, aunque sin la intensidad con que lo hizo los primeros días.

Entre sus actividades recientes, Anonymous atacó un sitio web de turismo en Orlando, Florida, en protesta por el arresto de activistas de la organización Food not Bombs, quienes estaban dando comida a los indigentes [ver más aquí].



También lanzó el sitio HackerLeaks para revelar la información robada en sus ataques informáticos. HackerLeaks pretende ser como WikiLeaks, pero en vez de esperar a que voluntarios filtren la información, estos hackers la tomarán por la fuerza [ver aquí]. Como en el caso de WikiLeaks, no todas las revelaciones son igual de importantes o trascendentes, pero entre la información más relevante se encuentra el reporte de que ahora mismo está ocurriendo una masacre en la región de Xinjiang, al sur de China [aquí].




En otras noticias, una célula de Anonymous, compuesta por 15 personas y que operaba en Italia, fue capturada y desmantelada por las fuerzas de seguridad de Silvio Berlusconi [aquí]. Desde entonces, Anonymous recomienda a sus miembros no hackear sitios dentro de sus propios países. Además, el grupo puso al alcance del público un manual de hackeo, para que así cualquier persona pueda formar parte del movimiento.

Para finalizar, hace unos días Anonymous posteó en su cuenta de Twitter un enlace para que recordemos unas palabras muy sabias que fueron dichas por un hombre valiente hace unos 70 años y que aún tienen vigencia:




REVOLUCIÓN VIRTUAL

El título de esta entrada se refiere no solamente a las acciones de los hackers, o las publicaciones de WikiLeaks. Hay que recordar también el hecho de que Internet resultó una herramienta muy efectiva para los movimientos que se iniciaron en Medio Oriente, pues los manifestantes utilizaron Twitter y FaceBook para intercambiar información y organizar las marchas. Tan importante fue el uso de este medio de comunicación, que los gobiernos de Túnez, Egipto, Libia y Siria han llegado a suspender el acceso al mismo.

Pero todo esto forma parte de un fenómeno muy curioso que estamos viviendo: básicamente, las nuevas tecnologías y, más importante, el uso que se les está dando, están cambiando el balance de poder en el mundo. Y otro de los actores de este gran cambio es Avaaz.



Avaaz es una organización civil internacional que promueve el activismo en temas como los derechos humanos, la protección al medio ambiente y la búsqueda de la paz. Inició actividades en 2007, pero ha estado cobrando mayor relevancia en los últimos años, sobre todo desde que participó en campañas a favor de WikiLeaks y en apoyo a los movimientos revolucionarios en Medio Oriente, entre otras. Su estrategia principal consiste en recolectar firmas y fondos para apoyar a dichas causas.

Ahora bien, quizá se piense que el firmar una petición es algo demasiado fácil y no muy efectivo. Pero en efecto, Avaaz ha logrado varios de sus propósitos (detener la aprobación de una ley homofóbica en Uganda, por ejemplo), siguiendo esta sencilla estrategia. La unión hace la fuerza.

Un análisis publicado en la revista digital Wired llega a conclusiones muy interesantes. La tecnología está cambiando el balance del poder, como decíamos anteriormente. ¿Cómo lo hace? Acelera los procesos sociales gracias al rápido intercambio de información y crea vínculos fuertes que no existirían de otra forma entre grupos de personas que tienen problemas e intereses similares, pero que se encuentran separadas geográficamente (de ahí las expresiones de solidaridad entre los árabes, los griegos y los españoles).

Pero más importante es que las tecnologías han eliminado la necesidad del líder carismático. Antaño, las revoluciones giraban en torno a individuos que eran capaces de articular las injusticias sufridas por el grupo. Hoy, los movimientos que se dan alrededor del mundo han prescindido de ese tipo de figuras, y se han organizado de la forma más horizontal que se ha conocido hasta ahora.

Estos factores, continúa el análisis, le impondrían un cambio a la forma en que se estructuran las ONG's, que normalmente tienen algún tipo de cúpula dirigente. Avaaz representa el nuevo modelo de las ONG's: con una estructura lo más horizontal posible [ver el artículo completo aquí].

Ante esta situación, que de hecho está haciendo temblar a gobiernos y corporaciones, éstos han iniciado un plan de contraataque: censurar Internet, controlar el medio de tal forma que no suceda en éste nada que ellos no quieran que suceda. El uso de llas redes sociales para el activismo, el ataque de hackers a corporaciones y gobiernos corruptos, la revelación de información clasificada, el libre intercambio de música, películas y otro material... Todo terminará cuando llegue Internet 2.0... Y son las grandilocuentes y orgullosas democracias occidentales las que lo están proponiendo: Reino Unido, Estados Unidos y Francia [ver aquí y aquí].




El asunto ha recibido poca cobertura en los principales medios de comunicacion. Al Jazeera señala que si antes sólo tiranías como China e Irán censuraba Internet, la tendencia se ha movido hacia Occidente, en algunos países del Mediterráneo [más aquí].

Frank LaRue, Investigador Especial de la ONU para la Promoción y Protección de la Libertad de Opinión y Expresión, hizo duras críticas a estos planes, argumentado que vulneran precisamente la libertad que se había alcanzado gracias a la WWW [aquí]. No fue el único: Eric Shmidt, presidente de Google, manifestó su temor de que los gobiernos del mundo censuren la Internet como reacción contra la Primavera Árabe, y que los operadores de esa empresa en los países censores se vean en peligro de ser arrestados o algo peor [ver aquí].

Es por eso que el mencionado grupo Avaaz ya inició una campaña para impedir que el gobierno de Nicolas Sarkozy aplique estos planes de censura en Francia; la comunidad internacional puede participar aquí. Una campaña análoga se está montando en Italia, pero sólo los ciudadanos de ese país pueden participar.

Pues bien, espero haberles ayudado a tener un panorama de lo que está ocurriendo en el mundo en este momento. Una cosa más antes de irnos y volver a temas más halagüeños: les recomiendo que entren al sitio Courage is Contagious, en el que podrán apreciar y descargar arte digital inspirado en las acciones de WikiLeaks y Anonymous. También aceptan colaboraciones y sugerencias, y hasta puedes descargar fondos de pantalla:




Y no quiero despedirme sin dejarles el siguiente mensaje de Anonymous:


viernes, 1 de julio de 2011

Revolución 2011: El Frente Occidental


En la entrada anterior hicimos un breve recorrido por los antecedentes y el panorama actual de lo que he querido llamar el Frente Oriental de ésta que muchos han querido llamar Revolución Global. Hoy quiero hacer lo mismo con lo que he querido llamar el Frente Occidental.

GRECIA



Quizá el primer antecedentes de las protestas, disturbios y revueltas que sacuden al mundo puedan encontrarse en Grecia, la cuna de la cultura occidental. En diciembre de 2008, Alexandros Grigoropoulos, un estudiante de 15 años fue asesinado por la policía griega en Atenas. Ello desencadenó una serie de protestas y manifestaciones contra el gobierno griego y su aparato policiaco. Pronto escaló la violencia y ocurrieron verdaderos disturbios con actos de vandalismo y saqueo.

La solidaridad con el pueblo griego se manifestó en más de 70 ciudades alrededor del mundo, incluyendo Londres, París, Bruselas, Roma, Berlín, Brueselas, Madrid, Sao Paolo y Buenos Aires, uno de las primeras evidencias de un nuevo clima global, en el que ya era posible que ciudadanos de diferentes lugares del mundo se sientieran identificados con una causa, gracias a las noticias que se divulgaban rápidamente en los distintos medios de comunicación modernos [info conpleta aquí].

Los disturbios fueron perdiendo fuerza hacia finales del 2008 y el último se dio el 19 de enero de 2009. Dejaron un saldo de pérdidas materiales y humanas, además de graves consecuencias para la economía griega. Es decir, todo salió mal. Además, la participación en el conflicto del grupo terrorista de extrema izquierda Lucha Revolucionaria, desvirtuó el movimiento [aquí]

Anque disparada por el asesinado del joven Grigoropoulos, analistas han comentado que las razones de la revuelta fueron más profundas, enraizadas en el desencanto generacional ante la situación económica mundial, que ofrece a los jóvenes pocas oportunidades y sí mucha represión [más info aquí]. Como estas condiciones no cambiaron después de los disturbios, una nueva ola de protestas se desencadenó en 2010.

El 5 de mayo de 2010, una huelga general y manifestaciones tuvieron lugar en las principales ciudades griegas. La protesta era contra el plan de austeridad del gobierno griego, el cual pretendía recortar los beneficios de programas de asistencia social y aumentar los impuestos, para complacer a la Unión Europea y al Fondo Monterio Internacional, quienes a cambio le prestarían al país 110 mil millones de €uros para poder pagar sus deudas (si es que pagar deudas con más deudas tiene algún sentido). 37 personas fueron arrestadas y 3 perdieron la vida. El parlamento griego ignoró las protestas y aplicó las medidas de austeridad con tal de recibir el préstamo.

No obstante, ni las medidas ni el préstamo resolvieron la crisis, la cual, tengo entendido, amenaza con extenderse a toda la Unión Europea, y después, al mundo. Nuevas medidas de austeridad, con subsecuentes recortes a los programas de asistencia y el aumento a los impuestos, fueron planteados por el gobierno griego y sus patrones de la Unión Europea. Entonces, en febrero de 2011 se reiniciaron las protestas [todo lo anterior aquí].

El 25 de mayo de 2011 hubo manifestaciones pacíficas en diversas ciudades griegas. Los inconformes parecían haber dejado atrás los disturbios aleatorios y en cambio habían optado por la resistencia civil pacífica, la organización, la planeación y una serie de propuestas más o menos bien definidas. ¿El nombre del movimiento? ¡Democracia Real Ya! o Movimiendo de la Ciudadanía Indignada [página oficial, en griego] ¿Les suena? En efecto, los jóvenes griegos, que para entonces se habían convertido en inspiración para otras juventudes en Europa, a su vez habían recibido inspiración del movimiento que actualmente ocurre en España, y que se había iniciado 10 días antes, el 15 de mayo, lo que da cuenta del carácter global de esta lucha.

Las protestas continuaron de forma casi ininterrumpida desde esos días. Algunas reunieron a 7 mil personas; otras a 30 mil. Pero los Indignados griegos no dejaron las calles desde entonces, acompañados ahora por artistas, intelectuales y demás activistas, lo que le da al movimiento una dimensión más plural, dejando atrás el vandalismo y el caos de 2008 (después de todo, habían pasado 3 años, y entre tener 17 y tener 20 años, por ejemplo, puede haber una gran diferencia, sobre todo si se están viviendo acontecimientos que lo obliguen a uno a madurar y tomar conciencia).

El 15 de junio, la policía griega cayo brutalmente sobre los manifestantes de la plaza Syntagma, en Atenas, usando gas lacrimógeno y bombas de humo, e incluso se reportó la presencia de agitadores inflitrados que causaban disturbios para justificar la intervención policiaca. Un hombre enmascarado que lanzaba bombas molotov fue apresado por los manifestantes y se descubrió que era un agente de la policía [aquí].


El pasado 27 de junio, el parlamento pasó las medidas de austeridad antes anunciadas, entre protestas de la ciudadanía griega, advertencias de algunos economistas que dijeron que ello sólo llevaría a una mayor crisis y predicciones de politólogos que anunciaron que el actual gobierno de Grecia no duraría mucho tiempo más [aquí]. Con todo, gracias a estas medidas, la UE y el FMI prestarán al país helénico no menos de 12 mil millones de Euros, aunque advirtiendo, eso sí, que habrá futuras presiones para ulteriores reformas.

Ahora bien, el plan de austeridad recientemente adoptado por Grecia incluye:

  • Aumento a los impuestos de forma anual hasta 2014.
  • Aumento del IVA. Antes, 13%; ahora 23%.
  • Recortes al gasto público, que incluye despido de funcionarios, disminución de los planes de jubilación y extinción de los contratos temporales.
  • Recorte de 5 millones de Euros a los programas de asistencia social.
  • Antes los que ganaban menos de 12,000 euros al año estaban exentos de pagar algunos impuestos; ahora, sólo los que ganen menos 8,000 lo estarán.
  • Privatizaciones. Muchas, muchas privatizaciones.
  • [Más info aquí]
Y debido a todo lo anterior, los griegos están en pie de lucha mientras escribo esto. Además, ya hay un hashtag de Twitter con el cual el mundo hispanohablante comparte información y muestras de apoyo: #grecianoestasola. Solidaridad global, señores.

ISLANDIA




En 2008 la crisis económica mundial llegó a Islandia. El gobierno derechista neoliberal islandés decidió "manejar" la crisis con privatizaciones y la aceptación de préstamos por parte de Gran Bretaña, Holanda y el Fondo Monetario Internacional. El resultado: más crisis, desempleo, inflación, etcétera. Para no hacerles largo el cuento, mejor les dejo con un fragmento selecto del excelente documental Trabajo Confidencial (Inside Job, 2010), que trata de la situación en ese país nórdico (no sean huevones, sólo son 6 minutos):




Las protestas habían comenzado desde octubre de 2008, pero se dieron en grande a partir del 2 de enero de 2009, cuando miles de personas se manifestaron frente al Parlamento en Reykjavik [aquí], para exigir al gobierno su renuncia. El gobierno islandés ordenó la represión de los manifestantes; hubo arrestos y ataques con gas pimienta ese día.

Ahora bien, Islandia es uno de los países más civilizados de este mundo (fundado por vikingos, ¡oh, ironía!). Tuvo la primera democracia parlamentaria del mundo moderno (antes incluso que la inglesa) y siempre se encuentra en los primeros lugares del Índice de Desarrollo Humano. Las protestas, a pesar de la represión policiaca (que tampoco fue tan brutal como en Grecia, ni mucho menos como en Medio Oriente) se mantuvieron pacíficas, y no se llegó a más que lanzar huevos y a armar mucho alboroto con sartenes, cacerolas y otros utensilios de cocina. Pero eso sí, las protestas se hicieron de forma continua e intensiva.

Tras seis días de disturbios, el Primer Ministro de Islandia, Geir Haarde, renunció, y se convocó a elecciones. La Revolución de la Cacerola, como se le ha llamado, triunfó [aquí]. En abril se dieron tales elecciones y resultó ganadora una coalición entre la Alianza Social-Demócrata y el Movimiento de Izquierda Verde [todo lo anterior, aquí].

En marzo de 2010, a través un referéndum popular, el pueblo islandés decidió que no se pagaría las deudas a Gran Bretaña y Holanda, adquiridas por el gobierno depuesto. Esta decisión se ratificó de nueva cuenta en abril de 2011. Los banqueros británicos y holandeses están preparados para acudir a los tribunales y promover represalias contra el valiente pueblo islandés.

Por otra parte, ya se están haciendo averiguaciones para castigar a los políticos y funcionarios corruptos responsables de la crisis. Y como pilón, mientras Francia, Estados Unidos, Reino Unido e Italia, esas democraciototas tan presumidas, pretenden pasar nuevas leyes de censura en Internet como respuesta a las acciones de WikiLeaks y Anonymous, el nuevo gobierno de Islandia pretende crear una legislación que proteja la libertad de prensa y el periodismo de investigación, con protección para periodistas y activistas, tanto en medios impresos como en la Web [más información aquí].

Ahora me permito a citar del excelente blog español No sin mi bici:

"Pues esta es la breve historia de la Revolución Islandesa: dimisión de todo un gobierno en bloque, nacionalización de la banca, referéndum para que el pueblo decida sobre las decisiones económicas trascendentales, encarcelación de responsables de la crisis, reescritura de la constitución por los ciudadanos y un proyecto de blindaje de la libertad de información y de expresión."

Y he ahí el por qué los Indignados españoles han usado como uno de sus lemas "Todos los caminos llevan a Islandia".

ESPAÑA


¿Y qué decir de España? El Movimiento 15-M, ¡Democracia Real Ya!, los Indignados, o simplemente la Revolución Española, inicia el 15 de mayo de 2011 con una serie de protestas en contra de la situación económica actual, que no da oportunidades ni empleo para los jóvenes, y en contra no ya de un gobierno, sino de un sistema político corrupto basado en una partidocracia compuesta por politiqueros que ya no representan a la ciudadanía española.

Inspirados por la Primavera Árabe, por la Revolución Islandesa y por las protestas en Grecia, y alentados por el panfleto de Stéphane Hessel, ¡Indignaos!, los españoles (de todas las edades, pero principalmente jóvenes), salieron a tomar las calles y desde entonces siguen en pie de lucha, ahora ayudados desde las trincheras digitales por Anonymous. Recientemente he tratado de los orígenes y el desarrollo de este movimiento [aquí y después aquí], así que para no repetir, me limitaré a hacer un resumen de los acontecimientos más recientes.

A principios de junio, los Indignados reorganizaron su campamento en la Plaza del Sol, en Madrid, en donde habían mantenido plantón constante desde el 15 de mayo. La idea era mejorar la estructura del campamento para hacerlo más salubre y abierto al público, y ocupar menos espacio. Como ya no era necesaria tanta gente todo el tiempo en el campamento, algunos módulos se cerraron, y otros se fusionaron para compartir tiempo. Así se ocupa menos espacio [aquí]. Si se me permite una opinión, creo que esto da cuenta del nivel de conciencia que tienen los manifestantes, al querer reducir el estorbo y el desorden que la lucha pudiera causar a los demás ciudadanos, a los que trata de atraer hacia el movimiento, y no asustarlos ni estorbarlos de forma egoísta (no como en México que... ah, bueno, no empecemos).

Pero para el jueves 9 de junio, el gobierno perdió la paciencia con los Indignados. La policía de Valencia cargó contra manifestantes, hiriendo a dos y arrestando por lo menos a cinco [ver aquí]. Esto a su vez provocó más protestas al día siguiente, cuando 300 Indignados se presentaron frente al Congreso en Madrid al grito de "No queremos hostias, queremos soluciones" [aquí].

Cuando llegó el 19 de junio, fecha programada para una segunda marcha masiva, miles de manifestantes en 98 ciudades, incluyendo varias fuera de España, salieron a manifestarse, superando por mucho las protestas del 15 de mayo.

Diversos grupos y partidos políticos han estado tratando de acercarse al 15-M para, como decimos los mexicanos, "llevar agua a su molino", es decir, usar el capital político del movimiento en su favor. Esto incluye tanto al PSOE como a las Juventudes Socialistas. Algunos de estos grupos han declarado estar en negociaciones con el 15-M. Por su parte los miembros del movimiento niegan todo esto y dicen que no se puede negociar con ellos, porque no hay cúpulas ni líderes; no hay a quien comprar. Además, los Indignados desconfían de toda organización política tradicional, por considerarla parte del "sistema" contra el cual se está luchando [ver más aquí].

La estructura horizontal del movimiento le ha permitido pasar de una serie de protestas electorales a una nueva forma de experimentar con la organización social y política. De los grandes plantones en las plazas públicas se está pasando a pequeñas asambleas en los vecindarios para planificar y organizarse entre los vecinos con los programas de lucha y reforma. Se trata de que cada quien haga su parte. Los activistas dicen que la gente no debe poner su fé en ellos, sino que debe encargarse de su propio destino. En eso consistirá el verdadero cambio de esta revolución [ver más aquí].

Y para aquellos que creen que el 15-M es un movimiento vacío y que en cualquier momento los ninis que lo protagonizan se van a aburrir e ir a sus casas, les dejo las bases de esta revolucioncilla, junto con un instructivo sobre cómo fabricar tu propia democracia (en este enlace están los detalles de cada punto):

  1. Una economía sostenible, justa y equilibrada.
  2. Sistema electoral representativo.
  3. Separación efectiva de poderes.
  4. Libre acceso a la información.
  5. Democracia participativa.
Para finalizar, les dejo algunos lemas del movimiento y una serie de cartones que resumen la historia del mismo.

REINO UNIDO


En 2010 el gobierno británico, encabezado por el conservador David Cameron, anunció una serie de recortes a los gastos públicos, encaminados a evitar una crisis de deudas como las de Grecia y Portugal. Los recortes serían los más fuertes desde tiempos de la Segunda Guerra Mundial. Estos planes incluían eliminar miles de empleos, congelar los pagos a muchos trabajadores y disminuir los beneficios a los jubilados... Justo después de que el gobierno invirtiera literalmente billones (es decir, millones de millones) de libras esterlinas para rescatar bancos con problemas financieros [aquí].

Las protestas se iniciaron en las universidades inglesas, en noviembre de 2010, cuando se anunció que los recortes incluirían recortes al financiamiento de la educación superior. Estas protestas estudiantiles evolucionaron a finales de enero de 2011 hacia un movimiento más generalizado de la población civil, que se manifestaba contra el plan de austeridad. Desde entonces las protestas han seguido en pie, pero pueden identificarse tres días cruciales para el movimiento:

+El Día de la Furia (12 de marzo): bautizado así por los manifestantes inspirados por la Primavera Árabe (Túnez y Egipto había tenido sus respectivos 'Días de Furia', así como después los tuvieron otros países de la región por esos días). 5,000 personas se manifestaron en Sheffield y hubo manifestaciones más pequeñas en otras ciudades inglesas.

+La Marcha por la Alternativa (26 de marzo): convocada por la Federación de Sindicatos (Trades Union Congress), fue una manifestación en Londres en la que participaron casi 500 mil personas. Hubo violencia: algunos grupos ajenos al movimiento aprovecharon la situación para cometer actos de vandalismo. 200 personas fueron arrestadas. El gobierno respondió cerrando filas y varios funcionarios declararon su apoyo al plan de austeridad, y seguir conforme a lo establecido. La única respuesta fue que se le dio poderes a la policía para ordenar a los manifestantes que se quiten máscaras y pasamontañas y arrestarlos si no obedecían.

+El J-30 (30 de Junio): El movimiento se había apagado poco a poco. Para el 28 de marzo, sólo 400 personas protestaron. Pero con la inspiración del 15-M español, la lucha cobró nuevos bríos y las manifestaciones reiniciaron el 28 de mayo con algunos cientos de personas protestando en varias ciudades del país. Se planeó una huelga nacional masiva para ayer, jueves 30 de junio. 20 mil marcharon en Londres y más de 100 mil en toda Inglaterra. Además, según una encuesta, el 52% de la población inglesa apoya las protestas. Éstas continuaron hasta el día de hoy, viernes 1 de julio. El gobierno sólo dijo que las manifestaciones no habían sido tan grandes como habían anunciado los sindicatos y que por ello la consideraban un fracaso, como algo que no vale la pena tener en cuenta [todo lo anterior, aquí].


Ejem, humor británico.

Mientras escribo esto, el movimiento continúa. La información es tanta y viene tan rápido que es difícil seguirla, y es muy pronto para hablar de consecuencias o desenlaces. Es mejor seguir el hashtag #j30 en Twitter.


MÉXICO

Nuestro país está viviendo una guerra civil entre el gobierno federal y el crimen organizado, y entre los diferentes grupos criminales unos contra los otros; esta guerra ha cobrado las vidas de más de 40 mil personas. El 28 de marzo, apareció muerto Juan Francisco Sicilia, hijo del poeta Javier Sicilia. Este hecho provocó que el poeta publicara el manifiesto Estamos hasta la madre e iniciara el Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad. Entre el 5 y el 8 de mayo se realizó una caravana que partió de Cuernavaca y llegó hasta la Ciudad de México. Sicilia expresó que su exigencia es que se haga justicia a las víctimas de asesinatos, secuestros y desapariciones forzadas, así como un cambio en la estrategia del gobierno de Felipe Calderón para combatir al crimen organizado, que incluye la legalización de algunas drogas [documento del movimiento aquí].

El jueves 23 de junio, Javier Sicilia y otros miembros se reunieron con Calderón. El presidente defendió su estrategia y Sicilia defendió sus exigencias. Ninguno logró convencer al otro, pero por lo menos se demostraron dos cosas: 1) se puede dialogar civilizadamente aunque las partes no estén de acuerdo en lo absoluto; 2) un movimiento emanado de la sociedad civil puede llegar a presionar tanto al presidente que lo obligue a abrir las puertas de su oficina y a por lo menos fingir que escucha.

El Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad tiene en común varios aspectos con otros movimientos ocurriendo alrededor del mundo. En primer lugar, se origina en la sociedad civil, a parte de partidos políticos, de los que se deslinda por considerarlos corruptos y que no representan a la ciudadanía (de ahí el rechazo a unirse al movimiento encabezado por Andrés Manuel López Obrador, y de ahí la reacción de los lopezobradoristas de criticar el movimiento de Sicilia).

En segundo lugar, hay que tener en cuenta que la lucha de Calderón contra las drogas tiene por objetivo servir a los intereses económicos de Estados Unidos: mientras Washington orden a Calderón destruir la industria marihuanera nacional, en EUA se despenaliza en cada vez más estados la producción y el consumo de marihuana, y se desarrolla una industria cada vez más próspera y redituable [ver aquí].

Además, en gran parte el crimen organizado es consecuencia de la desigualdad social y de la falta de oportunidades: policías y militares, que suelen proceder de los estratos sociales bajos, encuentran oportunidad de ganar dinero en el negocio del crimen organizado; estos mismos factores, en tiempos más recientes, han sumado a las filas del narco a jóvenes y adolescentes de clase baja que no ven esperanza ni futuro.

Así que, de cierta forma, el modelo económico mexicano, copia mala y mal aplicada del modelo económico que prevalece en el mundo, es decir el capitalismo en su forma neoliberal, es una causa importante del crimen organizado, de la guerra en su contra, y del movimiento civil generado por esta situación. Aunque quizá estoy estirando mucho la liga.

Este movimiento mexicano se diferencia de otros contemporáneos en que tiene poca o ninguna vinculación con ellos: no se ha manifestado solidaridad internacional en ninguna dirección (que yo sepa) con lo que ocurre en otros países, ni se ha pretendido tomar aprendizaje o inspiración de ellos (o viceversa). Más importante aún, este movimiento (como el de AMLO) tiene una dirigencia muy bien definida. ¿Aprenderán los activistas sociales mexicanos a organizarse de forma más o menos horizontal, o seguirán esperando el liderazgo de héroes y caudillos?


OTROS PAÍSES


Estados Unidos: Sí, en el corazón del Imperio también hay agitación. En el estado norteño de Wisconsin, más específicamente la capital de Madison, han estado dándose protestas desde el 14 de febrero de 2011. El motivo: resistir a una política del gobernador republicano Scott Walker, que reduciría los beneficios de los trabajadores de Wisconsin en provecho de las corporaciones. Personalidades como Noam Chomsky y Michael Moore han manifestado su apoyo al movimiento.




Los integrantes de este movimiento son trabajadores, sindicatos y estudiantes, pero no existe un liderazgo centralizado ni una cúpula dirigente, punto en el que se parece mucho a otros movimientos ocurriendo alrededor del mundo. Además, coincide con otros movimientos en Occidente, en que éste es una respuesta a intentos de gobiernos neoliberales para desmantelar el Estado de bienestar. Finalmente, activistas en Egipto antes de la caída de Mubarak estuvieron en contacto con los manifestantes de Wisconsin e intercambiaron ideas y palabras de inspiración y aliento [todo lo anterior aquí].

Portugal:



En Portugal ocurrrió una serie de protestas el 12 de marzo de 2011 en distintas ciudades del país, más otras alrededor del mundo. Se manifestaban en contra de la falta de empleos y opotunidades para los jóvenes portugueses, en particular los egresados de las universidades. Inspirados por el 15-M español, el movimiento portugués cobró nueva fuerza en mayo [aquí], pero no ha tenido la misma envergadura que en otros países. Al movimiento se le ha llamado Geração à Rasca (generación desesperada). Los portugueses encontraron inspiración en esta canción de Deolinda, un cuarteto musical portugués. La canción habla de las precarias condiciones de la juventud portugesa [aquí]:



Chile: En este país sudamericano se está llevando a cabo un movimiento a favor de la educación pública, que ha sido afectada por las políticas neoliberales del actual gobierno chileno, encabezado por el multimillonario Sebastián Piñera. Por lo menos 70,000 personas se manifestaron en Santiago el 16 de junio, y ayer 30 de junio 400 mil personas en todo el país tomaron las calles [aquí y aquí]. Esta presión ha orillado al gobierno chileno a prometer que presentaría una propuesta para llegar a acuerdos.




El movimiento tiene en común con otros alrededor del mundo en que es una respuesta ciudadana a los estragos del neoliberalismo económico y el desmantelamiento del Estado de bienestar. Pero el autor del excelente blog Disidente del Capitalismo ha tenido la amabilidad de explicarme que también tiene puntos de divergencia, en particular que este movimiento ha estado presente de forma más o menos continua desde 2006, que se enfoca de manera muy específica al tema de la educación, que el desempleo y la crisis económica no afectaron tanto a Chile y por lo tanto no son factores importantes, y que la izquierda, incluyendo a las Juventudes Comunistas, ha tenido un papel importante en los movimientos, a diferencia de lo ocurrido en otros países, donde la sociedad civil se ha querido deslindar de agrupaciones, partidos e ideologías tradicionales.

----------

Bien, pues con esto terminamos este breve recorrido por el Frente Occidental. Con estas bases, a partir de ahora podemos concentrarnos en revisar periódicamente los acontecimientos recientes. Quédense sintonizados para más información, que aún falta un frente por revisar.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails